Si él o ella te dice alguna de estas frases, es momento de hacer un alto y reconsiderar tu relación.

Las palabras son más importantes de lo que pensamos, es especial cuando se trata de relaciones. Hay algunas frases que pueden considerarse un foco rojo de peligro y que tu pareja nunca debe decirte. Estas son solo algunas de ellas.

1. “Cállate”. Esto no sólo es grosero, también es un claro mensaje de que no le importa lo que tengas que decir, que tus sentimientos y pensamientos no importan. Alguien que te ama, te escucha, no te anula.

2. “Eres una tonta”. O cualquier palabra parecida con la intención de demeritar tu capacidad intelectual y hacerte sentir mal.

3. “No me importas”. Si no sólo lo dice, sino además te lo demuestra a través de sus acciones, como olvidar cosas importantes, ignorarte o no pedir tu opinión para nada, puede ser una señal de que tu relación está acabada.

4. “Aquí mando yo”. Cuando tu pareja cree o dice que es más importante que tú, ten por seguro que siempre lucharás para conseguir una relación equitativa, porque ante sus ojos siempre serás menos que él.

5. “¿Porqué me obligas a lastimarte?”. Si tu pareja te daña física o psicológicamente y luego te culpa, toma en cuenta que es una táctica muy usada por los abusadores para salirse con la suya y que todo el tiempo tengas miedo de “provocarlo”.

6. “Así soy yo”. Esto quiere decir que no está dispuesto a cambiar ninguno de sus comportamientos, por más violentos, dañinos o molestos que sean para ti. Claro que no debes cambiar para darle gusto a la pareja, pero si hace algo que daña su relación y ni siquiera contempla la posibilidad de modificarlo, quizá no haya mucho futuro para ustedes.

7. “Ya no me excitas”. Ok… eso es más que insultante. ¿Por qué no sólo te deja si ya no te desea? ¿Para qué lastimarte haciéndote sentir que la falta de atracción es tu culpa?

8. “Estás engordando”. Una persona que se atreve a criticarte en tus zonas más vulnerables, es alguien a quien no le importa herir tus sentimientos. En nuestra cultura, cualquier referencia al peso y talla es un asunto delicado, más si viene de alguien que supuestamente te ama.

9. “No te pareces a mi ex”. Tu pareja jamás debe compararte con su ex, para bien o para mal, porque eso indica que aún no supera su relación anterior.

10. “Si me amas tienes que….”. Completa la frase con cualquier petición, el punto es que está usando el amor que le tienes para chantajearte (manipulación, le llaman), y eso no se vale.

11. “¿Por qué ya no eres como antes?”. Enfocarse en el pasado no les permite crecer y devalúa a la persona que eres ahora. Quizá sí está preocupado por algún cambio radical, pero decir esto así, de forma general, no ayuda en nada.

12. “Eres muy dependiente” o “Estás muy necesitada”. Una relación madura implica cierto grado de independencia mientras siguen necesitando el uno del otro. Al decirte que eres demasiado dependiente, te está avergonzando por tus necesidades e invalidando tus sentimientos.

13. “No tengo tiempo para esto”. Ya sea para salir juntos, tener una plática o discutir, el caso es que no eres su prioridad. Sería muy diferente decir “En este momento no puedo, ¿hacemos esto más tarde?”, en vez de descartarlo.

14. “Una mujer de verdad sabe…”. Cocinar, limpiar, lavar la ropa, moverse bien en la cama, etc. Con esto solo intenta obligarte a hacer lo que él quiere a través de insultarte y avergonzarte, y esa es una señal de alarma.

15. “Te voy a golpear/violar/matar”. Cualquier tipo de amenaza es inaceptable en las relaciones, no importa si lo dice en broma o en serio, se trata de una estrategia para provocarte miedo. El resultado es un estado de alerta permanente, muy parecido al estrés postraumático, porque no sabes si solo quiere atención o si va a cumplir su amenaza.

Si tu pareja ya te ha soltado varias de estas frases, no lo pases por alto. Quizá sea momento de reevaluar la relación, en especial si constantemente te hace sentir mal con sus comentarios.