La Paz, BCS. Numeroso público colmó durante cinco días consecutivos la Sala de Conciertos La Paz asistiendo al ya tradicional Festival Internacional de Música de Concierto, único en su tipo en el noroeste de México, único no porque se trata de un Festival de Música de concierto sino porque solo se trabaja con música de cámara e instrumentos acústicos sin sonorización.

Esta vez, fueron atendidas en sala  mil quinientas personas, más de dos mil personas por la Internet  e incontables más por la radio y la televisión.  Sus organizadores declararon al respecto: “Es muy estimulante atestiguar que la música de concierto: el arte de combinar los sonidos y el tiempo, el lenguaje universal de los hombres y mujeres de buena voluntad cuenta con tantos seguidores en nuestro estado”.

A nuestra pregunta de por qué en es esa sala y no el Teatro de la Ciudad esta fue la respuesta: “Se trata de música de cámara en general para uno, dos o un máximo de siete instrumento juntos, demanda este formato de un espacio cuya acústica sea la adecuada.

Y, por ejemplo comentaron un violín Estradivarios o un Violonchelo Camillus Camilli no admiten  sonorización artificial. Por eso, hay conciertos de pequeño, mediano y de gran formato. Estos son de mediano formato especializados en música de cámara. Nuestra sala, tiene la misma capacidad que la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes en la Ciudad de México, que cuenta ya se sabe con más de 18 millones de habitantes. Así que los interesados hacen largas filas allá y aquí porque se trata de personas realmente interesadas por la música.

Durante el Festival se escucharon  a especialistas, en repertorios e instrumentos, de ocho países: Israel, España, Suiza, Polonia, Alemania, Rumania, Estados Unidos y por supuesto México. Y  se contó con gran demanda de nacionales y extranjeros e incluso de personas que viajaron especialmente de otros estados del país a dos conciertos en particular: A la presentación de  tres sonatas

Para nuestro asombro intérpretes mundialmente famosos, como la noche de Gala Inaugural a la célebre Guadalupe Parrondo  la mejor pianista de México para el mundo Guadalupe Parrondo, quien se ha dedicado a poner en alto el nombre de nuestro país gracias a la excelencia en cada una de sus interpretaciones, cuyo repertorio va desde el barroco hasta autores contemporáneos, y ha sido dirigida por grandes directores como   Brian Brockless, Laszlo Gati, Luis Herrera de la Fuente, Kurt Masur y Eduardo Mata entre otros. y el violinista Adrián Justus que tocará en un violín Stradivarius de 1718 que ejecutó con maestria deleintando al público y sumando a su carrera a las presentaciones que ha desarrollado en el  Carnegie Hall, Nueva York, Tokyo’s Suntory Hall, Tel Aviv Museum of Art, el Prage Castle Spanish Hall, Bellas Artes, Ciudad de México, en la Sala Muziekgebouw, Amsterdam, en London’s Wigmore Hall, Barbican Center. Ambos maestros deleitaron a los asistentes con un programa compuesto por las sonatas número 12, 24 y 47 para piano y violín de Beethoven.

Uno de los conciertos que más reunió público juvenil fue curiosamente el que ofrecieron  Oscar Alabau en el violonchello y Jean Sélim Abdelmoula en el piano provenientes de España y de Suiza, quienes han sido multipremiados y reconocidos por su excelencia en Europa en este mismo momento, el repertorio estuvo compuesto por melodías de la autoría de Debussy, Granados, Schumann y Frank.

La soprano Olivia Gorra de tan extraordinario currículo, celebrando con nosotros el 30 aniversario de su profesión artística que ha desarrollado su carrera en plazas de gran importancia como el Metropolitan Opera House de Nueva York y ha compartido escenario con figuras como  Plácido Domingo, Ramón Vargas, Andrea Bocelli,  Rolando Villazón y Fernando de la Mora entre otros.

En esta ocasión la maestra Olivia Gorra realizó un homenaje a la cantante Argentina Gina María Hidalgo misma que a lo largo de su carrera mostró un gran virtuosismo en un repertorio que iba desde la ópera, la zarzuela, operetas y comedias musicales y que gracias a ello recibió numerosos premios y reconocimientos en todo el mundo.

Quizás el más llamativo fue el cuarto concierto una Gala de Romanzas y dúos de zarzuela ofrecido por dos jóvenes mexicanos residentes en el extranjero en donde trabajan en casas de ópera como cantantes estelares Víctor Campos-Leal tenor y la soprano Patricia Santos,  de este festival con una orquesta multinacional y dos solistas de excepción.

De esta manera Campos Leal sumó un éxito más en su carrera que lo ha llevado a presentarse en importantes escenarios tales como Teatro della Concordia de Turín, Thurn-und-Taxis-Schlossfestspiele en Regensburg y fue el ganador del concurso Carlo Morelli en la categoría “Premio a la mejor interpretación 2010” y el concurso de canto Francisco Araiza (1er premio).

De enorme calidad fue la presentación de Patricia Santos, una vez más la ganadora del concurso La Voz del Bicentenario en el 2010 y  protagonista de Alma, la nueva ópera del compositor mexicano José Miguel Delgado demostró tener una de las voces más importantes en el canto mexicano.

La  clausura abordó un complejo programa del barroco intermedio con tres conciertos completos, un cuarteto integrado por mujeres de Rusia y de Rumania. El cuarteto Aurora conformado por Vera Koulkova (Uzbekistán) en el violín, Madalina Nicolescu (Rumania) en la viola, Sona Poshotyan (Armenia) en el violoncello y Camelia Goila (Rumania) en el piano.

Estas ejecutantes demostraron la razón de su pertenencia en agrupaciones como la Orquesta de Cámara de Bellas Artes, Orquesta Barroca Capella de Puebla, el Ensamble Concordia, la Orquesta del Teatro de Bellas Artes y la Orquesta Sinfónica Nacional de México. A ese concierto de clausura del Festival concurrieron el gobernador del Estado, Carlos Mendoza Davis y su esposa Gabriela Velázquez Dipp , albergamos la convicción de que la música nos reúne para comulgar asombros, para vivir en paz con nosotros y nuestros semejantes y para cada día alimentar nuestro espíritu y con ello, ser mejores humanos.