5 puntos… y una anécdota

PUBLICIDAD

1. La nueva embestida de César Flores en contra del exalcalde Gerardo García, aleja cada vez más a este último de la posibilidad de obtener un triunfo en la contienda electoral del próximo mes de julio como candidato ya sea a alcalde o a diputado federal…

2. La precisión de la información que ayer difundió Flores respecto a los bienes de García Castillo, dejó correr los rumores acerca de que pudo haber sido “fuego amigo”, a fin de garantizar que el exalcalde nomás no levante cabeza ante el CEN de su partido y que a la hora de la designación no sea contemplado como una opción y con ello, deje el camino libre a Alfredo Paredes, que prácticamente desde el inicio de su gestión anunció que buscaría la reelección…

3. La tesis del “fuego amigo” en contra del ex-Gallo de Acero se fortalece a partir de que hace apenas un par de días, el exalcalde difundió, al mejor estilo de AMLO, una serie de encuestas en donde él sale como el mejor posicionado, incluso por encima del actual alcalde…

4. Hablando del Peje, quienes tienen con él buena comunicación aquí en Coahuila aseguran que es cosa de días para que decida si acepta o no a César Flores como abanderado a la alcaldía, cosa que no preocupa de más al exdiputado federal, pues sabe que con o sin las siglas de Morena, él estará en la boleta del uno de julio próximo…

5. En la capital del Estado, al que se le sigue despejando el camino para buscar la reelección es a Manolo Jiménez, quien además de que arrancó con un muy bien paso su gestión, la decisión del exalcalde Jericó Abramo de ir por la Senaduría parece haberle dejado el camino libre… a eso súmele que conforme pasan los días, la figura de Isidro López y su partido el PAN, se desacreditan más ante la ciudadanía por los saldos negativos que van saliendo a la luz pública….

La anécdota

Retirado de la vida pública por un breve lapso, luego de su salida del recién creado Instituto Coahuilense de Acceso de la Información, el empresario saltillense Eloy Dewey Castilla (qepd), decidió -quien sabe por qué-, aceptar la candidatura a la diputación federal por el distrito Siete con sede en Saltillo, bajo las siglas del PRD… por más que amigos cercanos trataron de convencerlo de que no lo hiciera pues sus posibilidades eran nulas, Dewey se dejó guiar por el canto de las sirenas y aceptó la nominación…no fue ese su único error, sino además dejarse rodear por quienes, viendo más por sus propios intereses que por los del candidato, se dedicaron desde un principio a engañarlo y aún contra toda lógica, le hicieron pensar que podía resultar ganador… a la mentira inicial, sus asesores debieron sumar muchas más para no dejar de medrar a costa de las esperanzas del candidato-empresario, quien llegó al día de la elección convencido de que ganaría a su más cercano adversario, el priista Héctor Franco por más de tres puntos porcentuales… la falta de experiencia de Dewey, sumada a la perversidad de quienes lo aconsejaban, llegó al grado de que el día de la jornada electoral preparó una gran celebración en su domicilio particular para festejar la victoria que durante semanas le aseguraron sus consejeros… pasadas las seis de la tarde y una vez que se dieron a conocer las tendencias, Dewey no podía creer en lo que primero algunos medios y luego la autoridad electoral daban a conocer: una aplastante victoria del PRI sobre el resto de los candidatos, entre ellos Dewey Castilla… comida, música, luces y hasta el mariachi se quedaron sin usar esa noche en la lujosa residencia del derrotado candidato, que, como hombre de buena fe, creyó inicialmente la teoría del fraude electoral que sus asesores le “vendieron” para justificar no solo que no había ganado, sino la forma en que fue derrotado…tiempo después, Dewey reconoció que todo el tiempo de la campaña vivió engañado.
Fin de la conversación.
Escribe un mensaje…

Las ideas expresadas en esta columna no representan necesariamente la línea editorial de La Voz