5 puntos… y una anécdota

1.- De tercios, indudablemente, será la elección del próximo mes de julio por la alcaldía de Monclova y el ganador será el partido que desde ahora mismo entienda ese escenario y actúe en consecuencia, tanto en la designación de su candidata o candidato, como en la oferta política que presente a los monclovenses.

2.- Por el PAN, apuntado está ya Alfredo Paredes, hoy más afecto a escuchar los consejos de Ricardo López Campos, que a seguir las instrucciones de su exjefe, Gerardo García Castillo….sea como independiente o bajo las siglas de Morena, César Flores será candidato, pues quemadas sus naves con el PAN, esta elección constituye su última oportunidad para seguir vigente, así sea en calidad de regidor en la próxima administración municipal… y por el PRI, en cambio, la candidata o candidato siguen en calidad de “tapados” y nada en concreto hay aún sobre quién abanderará la causa tricolor y que de aplicar una estrategia adecuada, podría resultar triunfadora o triunfador en la contienda.

3.- Basados en los números que arrojaron la pasada elección, es un hecho que Paredes no sacará los 37 mil votos que lo llevaron al triunfo… a esa cifra, descuéntele aquellos que más que votar por Paredes, lo hicieron contra el PRI y dieron su voto al hoy alcalde porque ninguna de las otras opciones opositoras al tricolor los convenció…sume a esa pérdida, los que una vez llegado Paredes al poder, no recibieron lo que esperaban o lo que se les había prometido y por último, agregue el voto que le va a quitar César Flores, aún sea mínimo… Si esas restas llegaran en el escenario más bondadoso para Paredes a 7 u 8 mil votos, el hoy alcalde alcanzaría unos 28 ó 29 mil votos… o menos.

4.- César Flores, en su escenario de candidato por Morena, ya debió contabilizar los más de 13 mil votos que alcanzó Claudia Garza del Toro en la pasada jornada electoral…añádale el capital político que ha ido conquistando entre simpatizantes y enemigos de Gerardo García-Alfredo Paredes y supongamos que estos llegaran a 5 mil…están también los más de 7 mil que conquistó Jaime Díaz como candidato independiente, más los que le pueda sumar el propio AMLO ya en la contienda formal…César podría oscilar entre los 23 y 25 mil votos.

4.- Por último, está la votación del tricolor, cuyo nivel alcanzó más de 31 mil sufragios en junio pasado y que según los conocedores, es básicamente el voto duro de ese partido… si es así, y el tricolor refuerza este ejército y a ello suma una candidata o candidato que penetre en la sociedad civil, podría obtener la ventaja que se ocupa para sacar adelante la elección.

5.-El padrón electoral de la capital del acero es de unos 160 mil electores…el año pasado votaron poco más de 90 mil, lo que representó una participación cercana al 60 por ciento…el dato es útil toda vez que refleja que aún hay miles de votos por conquistar, aunque son los más dificlles, pues representan a los ciudadanos que poco creen en los partidos y en los políticos tradicionales…el candidato y su discurso entonces, pueden ser la clave.

La anécdota
Hoy que a estas alturas de la naciente administración estatal bajo el mando de Miguel Riquelme aún “se le aparecen por todos lados” y lo mensajean a todas horas funcionarios estatales sin ratificar o ex funcionarios que esperan integrarse al Gobierno del Estado, vale la pena recordar al saltillense Isidro del Bosque, hoy en la nómina del ayuntamiento de Saltillo como responsable del Gimnasio Municipal, pero ligado a la administración pública en Coahuila desde hace muchos años, pasando por el tiempo que acompañó al también coahuilense Chuy Beto Dávila Narro en su fallida incursión al frente de la Delegación Cuauhtémoc en el entonces DF… ligado por parentesco o amistad a cualquier cantidad de grupos políticos, de un partido y otro, “Chilín” como es también conocido, por fin pensó ver la suya cuando el hoy Embajador de México en Cuba, Enrique Martínez, fue electo gobernador de Coahuila… Del Bosque y Martínez, efectivamente mantenían una buena relación de años atrás y ya triunfador en la elección constitucional, Martínez veía cómo Chilín buscaba abordarlo en todo momento, obviamente en la espera de ser desginado en algún cargo de carácter estatal…los que recuerdan el capítulo dicen que cansado Martínez del amigable acoso, un buen día le obsequió más del minuto que el manual aconseja que un político encumbrado le dé a alguien que busca trabajo y le permitió a Del Bosque expresarse con soltura… cumplida la formalidad del saludo, Martínez preguntó, ¿y entonces qué quieres hacer?, dijo, refiriéndose al cargo que Chilín le iba a solicitar… Del Bosque fue muy concreto, -de más quizá- y soltó: “Quiero algo grande”… unos segundos tardó Martínez en reaccionar y asintió: perfecto, te vás de encargado del Centro de Convenciones, algo efectivamente “grande”, pues solo en su superficie debe superar los 60 mil metros, más el amplio edificio que hoy, convertido en Centro de Gobierno, alberga a diversas dependencias estatales…

Las ideas expresadas en esta columna no representan necesariamente la línea editorial de La Voz.