5 puntos… y una anécdota

1.- El reciente encuentro entre el gobernador Miguel Riquelme, un grupo de empresarios del carbón y el director de la CFE revela que el discurso del llamado a la unidad y la reconciliación que hiciera Riquelme prácticamente desde que se proclamó ganador de la elección y que ha reiterado en diversos momentos, es real…Para nadie es un secreto el distanciamiento que hubo de parte de los productores del carbón y las anteriores autoridades en el Estado y los saldos que esto dejó…si bien, en algún momento el grupo que encabeza Fernando Mendoza pareció aceptar la tregua que le plantearon el algún momento, esto finalmente no llegó a buen fin…

2.- Hoy, sin embargo, la disposición mostrada por el gobernador Riquelme muestra señales de que puede sentarse una nueva relación entre productores y el gobierno estatal, relación en la que no se puede dejar de lado que uno de los grandes productores es la familia Guadiana, uno de cuyos miembros, Armando, está no solo enfilado para ser senador de la República, sino además goza de gran influencia dentro del primer círculo de Andrés Manuel López Obrador…

3.- En el encuentro por cierto, así como en otras actividades, sobre todo de carácter interno, el que se mueve como pez en el agua como jefe de Gabinete es Lauro Villarreal Navarro, sobre quien nadie duda de la cercanía que tiene con el hoy Gobernador…

4.- Hablando de los cercanos, al que reportan listo para entrar en acción es a Jorge Luis Morán, otro de los personajes que tiene una añeja relación con el Mandatario Estatal y el que aunque sea da como un hecho que no encabezará la Secretaría de Seguridad, -cuyo titular será dado a conocer esta semana-, sí en cambio se afirma que tendrá por supuesto un influyente papel en el quehacer de la administración estatal…

5.- En donde no le aflojan ni un momento es en el PRI estatal que hoy dirige Rodrigo Fuentes Ávila, en donde en largas jornadas de trabajo, -a las que está acostumbrado el lagunero-, se preparan en todos los frentes para llegar en las mejores condiciones a las campaña electorales, que habrá que decir, aunque lucen complejas, hace mucho que no ha elección fácil… sobre el PRI, al igual que Armando Guadiana por MORENA y Memo Anaya por el PAN, quien aseguran tiene un lugar ya asegurado como senadora es la exdirigente estatal del tricolor, Verónica Martínez… a la cabeza de la fórmula que integra junto con el exalcalde de Saltillo y exdiputado federal, Jericó Abramo, Martínez García estaría blindada ante cualquier eventualidad y aún no ganando, iría en la lista que corresponde a los pluris como primera minoría… el proyecto, hay que señalarlo, evidentemente no es perder y a eso obedecería que su compañero de fórmula sea Abramo Masso, quien ocupa ganar o ganar para continuar adelante con su proyecto personal… si bien Jericó fue alcalde de Saltillo, habrá que recordar que en la etapa previa a la definición del candidato a gobernador que finalmente recayó en Miguel Riquelme, el saltillense recibió importantes muestras de adhesión en diversas regiones del Estado que hoy deberán ayudarlo a sacar adelante esta encomienda…

La Anécdota

En la elección del 2012, dos derrotas sufrió el PRI Coahuila que a la fecha se sigue pensando que no debieron ocurrir… la de Hilda Flores como candidata a senadora y la de Enrique Martínez y Morales como candidato a diputado federal… ambos gozaban de buena imagen entre el electorado y se abocaron en sus respectivas campañas, por eso, inexplicable parecía aquella noche el resultado que los ponía a ambos como derrotados en un proceso en el que el PRI Coahuila obtuvo importantes triunfos… a casi seis años y descartadas muchas de las teorías que a partir de eso circularon, la más lógica sigue pareciendo la de la confusión que sufrieron los electores al sufragar por el PRI y el PVEM al mismo tiempo tanto en las boletas de senador como en la de diputado federal… a diferencia de le elección presidencial, en donde sí había una alianza, en el caso de los legisladores no fue así, de tal modo que un voto doble era anulado… la tesis, manejada en su momento hacia los candidatos que buscaban un razonamiento a su derrota, no tuvo ningún eco, hasta pasados unos días en que se observaron fenómenos similares en otras parte del País en donde se antojaba imposible que los candidatos del tricolor no ganaran y la justificación a lo sucedido fue la ausencia de una mayor capacitación, la falta de una más clara explicación entre el electorado y la confusión que generó que en la contienda presidencial, por mucho más difundida que las otras, haya causado la anulación de incontables votos que estaban destinados a candidatos del tricolor… a la fecha, nadie tiene duda por ejemplo, que Enrique Martínez y Morales era por mucho, mejor candidato que la recién derrotada Esther Quintana, pero los votos de ella fueron efectivos, mientras que un número importante de los que eran para Martínez se declararon nulos… la realidad parece apuntar hacia ahí y en definitiva este tendrá que ser un factor a tomar en cuenta para la elección que apresuradamente se avecina…

Las ideas expresadas en esta columna no representan necesariamente la línea editorial de La Voz