1.- Así como en lo local, hay quienes señalan que la diputada federal Lupita Oyervides está lista para asumir la dirigencia del PRI en Monclova y que en razón de eso es que en los recientes días se le ha visto muy activa en diferentes actividades con las bases del tricolor, en lo estatal las mismas señales ven en Fernando de las Fuentes, quien en pasados días ha estado reuniéndose con diferentes actores de su partido y hay quienes apuestan doble contra sencillo a que este día será ungido como el sucesor de Verónica Martínez García, una vez que esta deje el cargo para, en fórmula con Jericó Abramo, buscar ganar la elección para la Senaduría…

2.- De ser así las cosas, ¿a dónde iria Pablo González?… ¿al Gabinete o a buscar la diputación federal?…el equipo estatal se ve complejo, dado que las posiciones de primer nivel están prácticamente ocupadas y dificílmente González González aceptaría un cargo menor, mientras que para la diputación también suenan Melchor Sánchez y Jorge Carlos Mata… hagan sus apuestas…al que sí dan por eliminado, al menos en el corto plazo es a Ricardo Saldívar, quien tuvo un errático cierre de su gestión en lo político luego de los desaguisados que protagonizó por el carácter que lo distingue…

3.- Un escenario más: ¿Y si Melchor no es candidato a diputado y por supuesto a alcalde tampoco?… dada su buena relación con el gobernador Miguel Riquelme a él sí hay quien lo visualiza en la administración estatal y con ello, el Mandatario Estatal integraría a un actor de la región Centro en su equipo de trabajo…

4.- Otro activo importante en la Capital del Acero es el joven Carlos Villarreal, cercano colaborador del empresario Gerardo Benavides y aunque hubo un momento en que pareció estár entusiasmado con la idea de ser candidato a alcalde, luego bajó el perfil… todo indica que prefirió esperar mejores tiempos y por lo pronto, seguir haciendo bien las cosas en el grupo empresarial para el que labora…

5.- Arribó ayer a Coahuila José Antonio Meade, y como era de esperarse por la cercana relación que mantienen, muy pegado a él, Enrique Martínez y Morales… al aeropuerto comercial fueron por él la aún presidenta del tricolor en el estado, Verónica Martínez y Francisco Saracho, lo que desató algunas especulaciones sobre si será el acuñense el relevo de Verónica en el CDE del PRI… más tarde y en otro traslado, Jericó Abramo e Hilda Flores se subieron a la camioneta del casi candidato… en ambas ocasiones fue Meade el que manejó…

La anécdota
Sucedió a la salida del salón Villa Ferré en Saltillo durante el mandato del entonces gobernador Humberto Moreira… ese día se celebraba un importante evento y al término, decenas de camionetas de lujo esperaban en fila su turno para acercarse a la entrada principal y ser abordadas… al evento habían asistido además de la clase política y empresarial del Estado, una gran cantidad de artistas y por ser invitados, se dispuso para sus traslados una flotilla de unidades cuyos conductores debían estar muy atentos para recogerlos y trasladarlos, sea a sus hoteles o a los aeropuertos de Saltillo y Monterrey según su agenda…uno de ellos, al ver que la artista conocida como “Tere la Secretaria” y a la que debía trasladar ya estaba en la puerta, acercó su unidad en forma intempestiva adelantándose en el turno a otro vehículo, cuyo conductor esperaba a su jefe… justo se había estacionado la unidad destinada a “Tere la Secretaria” frente a las escaleras, cuando “el jefe”, un imporante empresario abordó la unidad que pensó era la suya y ordenó al conductor: “Vámonos”… Este último no supo qué hacer y lo único que no hizo fue aclararle al pasajero que esa no era su unidad, por lo que emprendió la marcha y cuando ya habían tomado por la autopista Saltillo- Monterrey, educadamente preguntó: ¿A dónde lo llevo?, a lo que el sorprendido pasajero contestó “pues no sé, tú deberías saber”, seguido de un ¿y tú quien eres?, una vez que no reconoció al chofer… este, otra vez con las mejores formas contestó “me llamo fulano” ¿y usted quién es?, ¿y a dónde lo llevo?… a lo que el pasajero contestó entre carcajadas “me llamo Alonso Ancira”… el chofer, al comprender lo que acababa de pasar regresó a toda velocidad en el primer retorno y se estacionó de nuevo en donde fue abordado, sitio en el que el “su” chofer esperaba aún la salida del empresario acerero…

Las ideas expresadas en esta columna no representan necesariamente la línea editorial de La Voz