7 remedios naturales para eliminar los puntos de leche

Jamás trates de exprimir esos granitos blancos en tus ojos, aquí te decimos qué son y cómo eliminarlos.

Esos puntitos blancos que aparecen alrededor de los ojos y en los pómulos, tienen un nombre: Milia. Es una de las enfermedades más comunes en la piel y, aunque no es fácil eliminarlos, encontramos varios remedios naturales para hacerlo.

También conocidos como “puntos de leche”, esas pequeñas protuberancias blancas son más comunes en los recién nacidos (de hecho los llaman “acné de bebé”), pero se puede presentar en personas de todas las edades.

¿Qué son los puntos de leche?

Son esas pequeñas protuberancias anormales que se producen cuando la queratina queda atrapada bajo la piel, normalmente en los pómulos, nariz y el contorno de los ojos.

Los adultos pueden llegar a desarrollar manchas de leche debido a diversas razones, por lo general son causadas por algún tipo de lesión en la piel o como efecto secundario de las quemaduras producidas por el sol, entre otros motivos.

¿Cómo eliminarlos? 

Aunque por lo general no generan ningún tipo de picor, dolor o inflamación, las manchas de leche pueden ser muy molestas para algunas personas, sobre todo estéticamente.

Para eliminarlos, hay quienes pican el punto con un alfiler o aguja y sacan la bolita blanca, o se someten a tratamientos muy agresivos que implican temperaturas extremas o incisiones quirúrgicas. Pero si quieres algo más amigable, aquí van algunos remedios naturales contra los puntitos blancos.

1. Jugo de limón y azúcar. Haz un exfoliante casero mezclando 2 cucharadas de azúcar, el jugo de un limón y una cucharadita de aceite de oliva. Frota suavemente la zona afectada con la mezcla, déjala actuar durante 15 a 20 minutos y enjuaga con agua.

2. Aceite de ricino. Mezcla a partes iguales de aceite de ricino y aceite de oliva. Aplica la mascarilla sobre la zona afectada y déjala actuar hasta que se absorba por completo. Por último, enjuaga tu rostro con agua.

3. Vapor. Es un gran método para mejorar la circulación de la sangre y abrir los poros para sacar la suciedad y las células muertas que se almacenan en ellos. Sólo humedece una toalla en agua caliente y presiónala con suavidad contra la zona afectada durante un par de minutos antes de retirarla.

4. Aceite de Árbol de Té. Aplica el aceite después de lavarte la cara y deja que actúe durante toda la noche. A la mañana siguiente lávate bien la cara con abundante agua.

5. Polvo de granada. Toma un par de cáscaras de granada y ásala hasta que estén bien tostadas. Luego tritúralas hasta que obtengas polvo, y si lo deseas, mézclalo con un poco de jugo de limón. Aplica la mascarilla en la zona que quieras tratar, deja que actúe unos 15 minutos y enjuaga con agua.

6. Maicena y vinagre de manzana. Mezcla los dos ingredientes hasta que obtengas una pasta. Aplica esta mascarilla astringente en la zona donde tengas puntos de leche, deja que actúe durante 25 minutos y enjuaga.

7. Hojas de fenogreco. Muele un puñado de hojas de fenogreco con agua. Extiende la pasta sobre la piel, déjala 15 minutos y retirar la mezcla con abundante agua. También funciona para reducir los brotes de acné, espinillas, manchas de leche y otros problemas de la piel.

Toma en cuenta que…

– No son como los barros o espinillas y no van a salir si los exprimes, si lo intentas lastimarás tu piel.

– Debes desmaquillarte bien antes de ir a dormir, ya que algunos componentes del maquillaje pueden dañar el colágeno saludable de la piel y obstruir los poros, lo que contribuye a la aparición de acné entre otras cosas.

– La luz solar también provoca la aparición de Milia, así que usa un buen protector solar o no te expongas por períodos prolongados.

– Trata de no usar cosméticos durante todo el día, no te frotes o pellizques la cara, porque puedes agravar el problema.