Muere con la cara al sol

Obed tenía una botella llena de pegamento en la mano y la boca manchada de resistol.

Obed fue encontrado muerto en la azotea de su domicilio.
PUBLICIDAD

Un adicto al pegamento no logró ver la luz del día pues murió en el techo de su domicilio en la colonia La Amistad, siendo uno de sus amigos quien descubrió el hallazgo y llamó a las autoridades.

El hoy occiso respondía al nombre de Obed Neftatly López Almanza, quien contaba con 33 años de edad, y tenía su domicilio en la calle Azucenas, número 1216, mismo que fue encontrado con una botella de plástico llena de pegamento amarillo.

Los hechos ocurrieron la mañana de ayer cuando  Oscar Martínez, amigo y vecino de Obed decidió irlo a buscar pero descubrió que estaba acostado en la azotea, inerte, por lo que al hablarle en reiteradas ocasiones se percató que no estaba respirando.

De inmediato dio aviso a las autoridades municipales, arribando al lugar los oficiales preventivos quienes acordonaron el área y posteriormente dieron parte a los detectives de la Agencia de Investigación Criminal.

Paramédicos de Cruz Roja Mexicana acudieron al sitio pero sólo confirmaron el deceso de Obed, quien debido que presentaba pegamento en la boca, determinaron que este pudo haber muerto por una sobredosis, ya que sus vecinos aseguraron que tenía serios problemas con las adicciones.

Al realizarse las diligencias correspondientes y luego que el personal de Servicios Periciales de la Fiscalía General del Estado fijaran la escena, el cuerpo fue llevado al anfiteatro, luego que trabajadores de una funeraria de la localidad realizaran sus maniobras para bajar el cadáver de la azotea.