noviembre 28, 2013

La CNTE para principiantes

Carlos MarinJosé Antonio Álvarez Lima se ocupa en estas páginas de la verdadera naturaleza del movimiento político (inconfesado, violento y vergonzante) que nació camuflado de Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación.

Inspirados en el maoísmo campesino de los años 70 (del que hasta el Partido Comunista Chino pinta su raya), sus militantes se forman en la veintena de escuelas normales rurales que administran a modo las dirigencias.

Su táctica (como se ha visto en las facciones más activas en Oaxaca, Chiapas, Guerrero, Michoacán y su nuevo territorio a dominar, Quintana Roo) es el de la movilización-provocación-negociación.

Para ellos (suponen estar haciendo la revolución), el fin justifica los medios, lo que explica la desfachatez con que cometen y confiesan crímenes tales como la toma violenta de planteles, el asalto, los robos y el destrozo de instalaciones del “enemigo” (anuncian que hoy seguirán haciendo de las suyas) y, lo peor, su empeño en sacar ventaja económica y política de tres o más millones de niñas y niños que mal, muy mal, “educan”.

cmarin@milenio.com

Agrega tu comentario

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*