A falta de hospital, ‘condenan’ a pacientes psiquiátricos

La mayoría se dedica a la vagancia y casi siempre terminan sus días atropellados o expuestos a los fenómenos climáticos

En la ciudad hay decenas de casos de enfermos mentales que no reciben una atención adecuada y que incluso son amarrados por sus familiares para evitar sus conductas agresivas, lo que pone en evidencia la necesidad de un Centro Psiquiátrico, indicó Diana Salazar gestora social.
Existió el caso de un jovencito que padecía esta enfermedad, habitaba en el Ejido El Oro y constantemente agredía a su papá hasta que lo mató, esto sucedió hace más de 2 años, él fue internado en un hospital psiquiátrico en Torreón y allí falleció de un infarto.
Así como este hay otros casos como el muy conocido “Tico” que es pirmoaníaco, la gente lo ven como un enfermo mental pero no saben lo peligroso que es, tiene como obsesión quemar la gasolinera de calle Matamoros con bulevar Ejército Mexicano, prendió fuego al carro de un vecino, entre más acciones.

“Ni siquiera hay un proyecto para la construcción de un centro psiquiátrico, yo conozco muchos casos en cada colonia mínimo hay 5 enfermos mentales, en la Obrera Norte y sin temor a equivocarme hay un enfermo mental por cada cuadra”, Diana Salazar, Gestora social.

Diana Salazar también citó el caso de Edy de la Obrera Norte que agredía a los vecinos, hasta que en una ocasión agredió a un obrero con un desarmador en la cabeza, vecinos denunciaron y lo enviaron a Cuernavaca donde se tiene una cárcel para enfermos mentales y allá murió.
“Ni siquiera hay un proyecto para la construcción de un centro psiquiátrico, yo conozco muchos casos en cada colonia mínimo hay 5 enfermos mentales, en la Obrera Norte y sin temor a equivocarme hay un enfermo mental por cada cuadra”, señaló Diana Salazar.
Mencionó que quienes tienen seguro social batallan mucho para ser atendidos por el psiquiatra y que les den pase a un hospital con problemas mentales, a ella que le gusta mucho trabajar con enfermos mentales se le facilitó más en el Amparo Pape donde los valoraba, les daba hoja de envió al Cesame para ver si había espacio y la oportunidad y se internaba de 15 a 20 días pero regresaban en una situación peor.

Comentó que en el 2007 hizo la petición al Secretario Salud en Saltillo que en aquel entonces era Raymundo Verduzco y le dijeron que no porque había Centro psiquiátrico en Saltillo y en Gómez Palacio donde había lista de espera, es decir no se daban abasto y hasta la fecha.
Comentó que es necesario que los diputados hagan algo, no es justo que los enfermos mentales estén amarrados, encerrados o vagando por allí sin recibir la atención que necesitan.