Se dejan las pruebas suficientes por si acuden a identificar a la persona.

El cuerpo de la persona que se suicidó luego de haber herido a un Policía Municipal, fue enterrado en la Fosa Común al no ser reclamado por familiar alguno después de estar varios días en el Servicio Médico Forense.

El delegado de la Fiscalía General, Mario Castro Narro, indicó que en ningún momento fue identificado el occiso, mucho menos fue requerido por familiar alguno o amigo.

Así mismo se dijo que en la oficina de Servicios Periciales se quedaron las escasas pertenencias de la víctima de aproximadamente 25 años, entre ellos la ropa y fotografías.

El entrevistado indicó que el occiso se llevó el secreto de sus generales a la tumba, pero existe esperanza que en algún momento pueda ser reclamado por algún familiar.