NUEVA ROSITA, COAHUILA.- Un cilindro de gas envuelto en llamas y a punto de explotar causo pánico entre los vecinos de la calle Guerrero número 219 de la colonia Sarabia, propiedad del señor Daniel Flores Menchaca quien solicitó el auxilio del cuerpo de bomberos.

El propietario trataba a toda costa controlar el fuego del cilindro de gas de 30 kilogramos que estaba envuelto en llamas, pero gracias a la intervención del cuerpo de bomberos no se registraron hechos qué lamentar.

Después de sofocar el fuego los bomberos determinaron que el cilindro de gas tenía fuga se produjo el flamazo al momento de encender el boiler.

El cilindro de gas fue retirado del hogar en forma inmediata para evitar que fuera a estallar.

Afortunadamente solo fue el susto que se llevó la familia del señor Daniel Flores Menchaca porque no se registraron desgracias personales.