MINNEAPOLIS, Minnesota.- Tom Brady tendrá un nuevo reto en su carrera: romper uno que otro maleficio en el Súper Tazón XLII. Primero, porque desde el año 2000 ningún quarterback que logró adjudicarse el premio al Jugador Más Valioso de la campaña regular (distinción que podría otorgarle la NFL esta noche a Brady) ha logrado ganar el Súper Tazón. Igualmente, nunca en la historia de la Liga un líder de yardas por pase ha logrado ganar el partido del “Súper Domingo”.

Brady terminó la campaña con 4 mil 577 yardas, mientras que se filtró información que podrían darle el título del “MVP”, pues un periodista estadounidense logró tomar una foto de un discurso de agradecimiento que traía el jueves un miembro del equipo de relaciones públicas.