Abbott anuncia «reapertura de Texas» y suspende el uso obligatorio del cubrebocas

PUBLICIDAD

El gobernador de Texas, Gregg Abbott, anunció la «reapertura 100%» de Texas, levantando las restricciones de aforo a los comercios y restaurantes, así como levantando la orden que obligaba al uso obligatorio del cubrebocas.

El mandatario estatal argumentó que la decisión, que entrará en vigencia el próximo miércoles 10, era producto de la baja en contagios, positividad, y hospitalizaciones, así como también el aumento de la cantidad de pruebas y las vacunas administradas contra el Covid.

«No se equivoquen, el Covid-19 no ha desaparecido, pero está claro a partir de las recuperaciones, las vacunas, la reducción de las hospitalizaciones y las prácticas seguras que los tejanos están utilizando, que los mandatos estatales ya no son necesarios», dijo el republicano este martes.

La decisión del uso obligatorio de cubrebocas, que el gobernador había implementado en el mes de julio, en el mes del recrudecimiento de la segunda ola en el estado, había provocado críticas dentro de su propio partido, con actos en la puerta de la casa del mandatario organizados por el propio titular del Partido Republicano de Texas.

Pero el gobernador defendió las medidas, apuntando además a que los números de contagios y muertos en el estado eran solo superados por Nueva York y California.

Ahora, la situación es diferente. El promedio semanal de casos positivos está en 7,600, la cifra más baja desde el mes de octubre, con una tasa de positividad de 9%.

Además, el número de pruebas diario es de 100 mil tests por día, uno de los más altos en el país.

Sin embargo, legisladores demócratas y expertos científicos han advertido sobre el riesgo de levantar restricciones sanitarias cuando recién los números comienzan a mejorar, asegurando que confiarse en una mejora momentánea podría llevar a descuidos y un nuevo pico.