Abren tumbas en el vaticano; estaban vacías

Buscan a una chica que desapareció hace 36 años . Una carta anónima recibida con una foto de la tumba y la frase "Busque donde indica el ángel" motivó una línea de investigación.

Dos tumbas del Vaticano fueron abiertas a petición de la familia de una adolescente que desapareció en 1983, informa el Vaticano | AP
PUBLICIDAD

Pietro Orlandi, que desde hace 36 años busca a su hermana Emanuela, la hija de 15 años de un empleado vaticano que desapareció sin dejar rastro y cuyo caso se ha convertido en uno de los mayores misterios de Italia, insiste que «en el Vaticano saben lo que sucedió».

La familia Orlandi, tras años de peticiones, consiguió que el Vaticano autorizase la apertura de dos tumbas dentro de las murallas del Vaticano, donde se les había indicado que podrían estar los restos de Emanuela, pero finalmente resultaron vacías.

Nos han ilusionado y desilusionado tantos años», explica Pietro Orlandi, quien, en todos estos años, tras la muerte de su padre y con su madre ya anciana, encabeza la batalla para conocer las respuestas de la desaparición de su hermana.

Las investigaciones de la Justicia italiana sobre la desaparición de Orlandi se archivaron en 2015 definitivamente y el Vaticano nunca quiso dar respuestas a las preguntas de la familia hasta hoy.

Para Pietro Orlandi, «la diferencia es que, después de 36 años, el Vaticano cambia su posición sobre esta historia y admite que existe la posibilidad de que pudiera haber una responsabilidad interna de lo que ha sucedido».

Para el hermano de Emanuela la decisión de abrir las tumbas «ha cambiado todo» porque «hasta hace poco en el Vaticano era absurdo sólo pensar que podría haber responsabilidades internas».