CIUDAD DE MÉXICO.- Y tras grito de “¡Sidney, estábamos en el tráfico, pero aquí está lo que querían!”… vino un sonoro abucheo para Guns N’ Roses. Momentos antes de iniciar su concierto en la ciudad de Melbourne, Australia, la voz que acompaña a la cuadrilla estadounidense y que suele arengar al público de sus shows, cometió la pifia de mencionar la otra ciudad de aquel país.
Esto sucedió la noche del martes en el Melbourne Cricket Ground, inmueble en el que la agrupación que encabeza el polémico Axl Rose apareció, de por sí, con una hora de retraso.