Hasta doce sanciones semanales aplica el departamento de Ecología Municipal a personas por quejas ciudadanas, sobre todo por tener música a alto volumen y malos olores. Jesús Cázares, coordinador de Ecología declaró que la denuncia por malos olores regularmente ellos la turnan al Sistema Intermunicipal de Aguas y Saneamiento ya que son por fugas de caños o drenajes sanitarios abiertos. “La mayoría de las denuncias son por la contaminación auditiva y por vecinos que ponen la música a muy alto volumen, también se da con personas que en su casa tienen negocios y están ocasionando ruido todo el tiempo, como talleres mecánicos”.

Destacó que ellos acuden al lugar de la denuncia y tratan de generar un convenio de cumplimiento, “si nos toca cada persona que nos dice que él está en su casa y puede hacer lo que él quiera pero no es así porque cuando está incomodando a alguien más algo no está bien”.En caso de que hagan caso omiso, entonces si se recurre a multas que son medidas más drásticas que ayudan a que acaten lo que se les pide.
Los vecinos pueden tener música máximo a 65 decibeles, si se pasa este límite entonces pueden ser acreedores a sanciones tanto de Ecología como de Seguridad Pública que también es el departamento a donde denuncian estos casos.
Destacó que ellos acuden al lugar de la denuncia y tratan de generar un convenio de cumplimiento, “sí nos toca cada persona que nos dice que él está en su casa y puede hacer lo que él quiera pero no es así, porque cuando está incomodando a alguien más algo no está bien”.En caso de que hagan caso omiso, entonces si se recurre a multas que son medidas más drásticas que ayudan a que acaten lo que se les pide.
Los vecinos pueden tener música máximo a 65 decibeles, si se pasa este límite entonces pueden ser acreedores a sanciones tanto de Ecología como de Seguridad Pública que también es el departamento a donde denuncian estos casos.