Cd. Acuña, Coah.-La aplicación de las reformas, como el sistema de juicios orales al código en materia del orden familiar acortó los tiempos de respuesta, pese a esto, se duplicó la carga de trabajo para el juzgado correspondiente a este distrito judicial, informó el juez de Primera Instancia en Materia Familiar Víctor Hugo Zapata Quiroz.
El juzgado en Acuña fue dotado de una sala, donde se realizan los juicios con tecnología, de audio y video-grabación que registran cada una de las audiencias que se practican en los procedimientos.
Aquí son atendidos a través de juicios orales todos los asuntos que tienen que ver con la cuestión familiar, como divorcios, alimentos, adopciones, autorizaciones judiciales, reconocimientos de paternidad y la gama de supuestos que la ley maneja en la materia, agregó.
Dijo que debido a que se aplica el sistema oral a los juicios familiares, a partir del mes de septiembre del año pasado, al cierre del año se atendieron alrededor de cuatrocientas causas, “estamos hablando de que durante los últimos tres meses se duplicó prácticamente la carga de trabajo, en relación a años anteriores”.
El Juzgado en materia familiar, ha registrado el aumento en el número de demandas relacionadas a los divorcios incausados, que está vigente desde hace tres año en Coahuila, le siguen las causas de demandas de pensión alimenticia ante este tribunal, así como las autorizaciones para menores para salir del país y de guardas y custodias.
El juez Víctor Hugo Quiroz Zapata comentó que este año el juzgado a su cargo tiene como prioridad, promover que se continúe con el mejor ejercicio para atender el procedimiento de juicios orales, con el fin de que los abogados, los justiciables y el público en general tengan una adecuada impartición de justicia, tratándose de los asuntos que corresponden a la familia, buscando que se haga en el menor tiempo posible.
“El juzgado tiene como intención que se privilegie los intereses de los justiciables más vulnerables que en este caso son los menores”, aseguró el juez.
Destacó que el público ha tomado de muy buena manera la aplicación del sistema de juicios orales a la materia familiar, debido a que se mejoran los tiempos que se establecen en el desahogo de sus asuntos.