Acosador asiste al funeral de su víctima con camiseta de “Ni Una Más”

Juan “N” raptó, violó, asesinó y tiró el cadáver de Marbella en un terreno baldío; su ADN se encontró en las uñas de la joven

Tijuana, Baja California.- Esta trágica historia ocurrida en Tijuana, Baja California supera la ficción. Vistiendo una camiseta con la leyenda que exigía “Ni Una Más“, el asesino de Marbella identificado como Juan “N” de 35 años se presentó en su funeral, incluso se acercó a darle el último adiós con el féretro abierto. En su rostro no mostró ningún tipo de remordimiento.

Los hechos:

PUBLICIDAD

La joven identificada como Marbella, había desaparecido desde el pasado 5 de febrero, y la encontraron 3 días después, muerta y con señales de abuso sexual.

Marbella apenas tenía 20 años y estudiaba la licenciatura en Derecho en la Universidad Autónoma de Baja California, además trabajaba como despachadora en una gasolinera, lugar donde conoció al feminicida.

Se dijo que éste la acosaba, la había invitado a salir, pero ésta se negó en varias ocasiones.

Resultaba tal la obsesión, que el masculino tenía por ella, que se dijo que no sólo la acosó, sino que hackeó sus redes sociales, instaló un sistema de geolocalización en su automóvil y robó las llaves del carro y de su departamento.

“Juan estuvo con la víctima en todo momento desde que desapareció, fue violentada física y sexualmente y dejada sin vida”, informó la Fiscal del Estado.

Las investigaciones por parte de la Fiscalía General de Justicia de Baja California arrojaron que el día que asesinaron a Marbella, Juan la raptó, violó y asesinó, después tiró su cadáver en un terreno baldío.

El día del funeral

El 14 de febrero amigos y familiares despidieron a Marbella en un panteón ubicado en Aguaje de la Tuna, donde asistió Juan y quién llenó su camioneta de arreglos florales y portó una camisa con la leyenda “Ni Una Más”. El fotógrafo Omar Martínez lo captó.

El perfil del feminicida

Las autoridades agregaron que el feminicida era pasante del área de Servicios Periciales, pero nunca estuvo activo.

Trascendió en una entrevista para Telemundo, que el ADN de Juan se encontró en las uñas de la víctima y el día del sepelio lo visualizaron con rasguños en el cuello.

“Es el ADN de las uñas, el ADN de flujos, semen, resultó un localizador del carro de “Bella” que él le había colocado para saber dónde estaba y por eso le salía por todos lados”, dijo un familiar de Marbella.

El 21 de febrero se ejecutó una orden de aprehensión contra Juan “N”, mismo al cual capturaron en la misma colonia donde asesinó a Marbella.