Karla Rodríguez Falcón dijo que la niña está muy delicada de salud

La madre de la pequeña Ángela Valentina interpondrá una demanda en contra del Hospital General “Amparo Pape de Benavides”, el neurocirujano Gustavo Chagoya Galaz y quien resulte responsable por el estado de salud de su hija de ocho meses de edad, quien permanece en estado delicado tras no recibir la atención adecuada.
Ahora la familia de la pequeña Ángela espera 4 días para ver el progreso de la pequeña, que tras recibir una mala atención en el Hospital General fue trasladada a la Clínica 7 del IMSS y se encuentra internada en el área de Terapia Intensiva.
El día de ayer la señora Karla Rodríguez Falcón denunció la mala atención que recibió en el nosocomio y que pone al borde de la muerte a la pequeña que sufre de hidrocefalia, así como el mal trato del personal del hospital.
Señaló que el pasado lunes 04 de septiembre ingresó a la pequeña al Hospital General, ya que se le había programado una cirugía para colocarle la válvula para drenarle el líquido intracraneal.
Indicó que el jueves el doctor Gustavo Chagoya Galaz realizó la cirugía y solo se concretó a decir que la operación había salido de manera satisfactoria.
Después de la cirugía la menor comenzó a tener complicaciones de salud como temblores, fiebre, vómito y manifestaba dolor, en donde se le indicó que era resultado de la anestesia y de la misma operación.
La madre de la menor mencionó que el médico ya no acudió a realizar revisión, tan sólo le dedicó 5 minutos el viernes y durante el fin de semana nadie la atendió.
“Yo busque quien atendiera a mi hija y le pedí al doctor Licea que la valorara porque estaba muy mal, él me dijo que tenía que ser el especialista y solo le recetó ketorolaco, y analgésicos pero nadie la vio”.
Señaló que con el apagón que se registró el domingo el área de terapia intensiva quedó sin luz, por lo que pidió que se trasladara a urgencias, lo que representó otro enfrentamiento.
Desesperada la madre buscó a un medico particular quien solicitó que se le presentará el TAC para ver la situación de la menor, el cual después de ver inmediatamente dijo que requería de una cirugía, porque la menor tenía aire en el cráneo.
La señora consiguió que se le afiliara en el Seguro Social por lo que el neurocirujano Tijerina la intervino de manera inmediata logrando estabilizar a la pequeña, pero se mantiene entubada y con un pronóstico reservado.
El médico le indicó que el estado de la menor es delicado, en donde la madre señaló que ahora solo esperan ver la evolución, aunque está consciente de que se hizo todo lo posible para tratar de establecer su estado de salud.
Señaló que la condición actual de la menor se debe a la mala atención de los médicos, ya que no detectaron la complicación que tenía la niña y jamás hicieron algo para atenderla a pesar de que tenía síntomas, por lo que dijo que interpondrá una denuncia en contra del médico y quien resulte responsable.