Un paisano que viajaba junto a su familia a Torreón fue despojado de su camioneta, así como de algunos artículos por policías que lo acusaron de contrabando.

De acuerdo a la información, los hechos ocurrieron el pasado 26 de Octubre cuando Marco Antonio Martínez viajaba junto a su esposa, su hijo, así como su amigo Gerardo Ávila procedentes de Dallas a la ciudad de Torreón para visitar a su familia.

Conducía una camioneta Lobo de reciente modelo en color roja con una traila donde traían diferentes artículos para su familia, además algunos encargos para los familiares de personas que se encuentran en aquel país pero no pueden venir a verlos.

Al llegar a la salida de Cuatro Ciénegas se encontraron con un retén, donde los elementos les pidieron la documentación de la camioneta, los tripulantes, además de los artículos que transportaban.

Después de hacer la revisión, los elementos argumentaron que no podían dejarlos pasar pues traían muchos artículos de “contrabando”, a pesar de presentarle la documentación que habían pagado los impuestos al ingresar al País.

Por más de tres horas estuvieron retenidos en el filtro, así que en su desesperación le ofrecieron dinero para que los dejaran continuar con su camino, pues su familia los estaba esperando, además tenían hambre.

Uno de los oficiales le pidió que bajara de la camioneta, apenas había puesto el primer pie afuera cuando lo esposó por el delito de cohecho al intentar sobornar a una autoridad, es por ello que le quitaron sus pertenencias, además le pidieron a su familia que bajara de la unidad.

Los elementos se llevaron detenido al conductor, además dejaron a la mitad de la nada a la familia, quienes tuvieron que pedir raid para que los llevaran a la ciudad de Torreón para pedir apoyo.

Al día siguiente, el amigo del detenido acudió a la Agencia del Ministerio Público pues la camioneta estaba a su nombre, por lo que presentó los documentos que acreditaban su propiedad, cumplió con el pago de una grúa, además pagó la fianza del detenido y pudieron regresar.

Desafortunadamente no pudieron recuperar los artículos que llevaban, pues los elementos les quitaron la factura que les entregó el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y no tenían forma de acreditarlo.

La mañana de este lunes, Ávila acudió a la Agencia del Ministerio Público para recuperar sus pertenencias, pues al ingresar los artículos al País pago con tarjeta de crédito y logró recuperar algunos recibos.

Señaló que es lamentable que tengan qué enfrentar este tipo de procesos, pues se supone que son las autoridades quienes se encargan de vigilar y salvaguardar la integridad de los paisanos para que regresen a casa.

Aseguró que los elementos los trataron muy mal, además fueron desconsiderados pues después de dejarlos por varias horas en el retén los dejaron a la mitad de la carretera y a su amigo le faltaron más de 300 dólares del dinero que le retuvieron.

“Al revisar nos faltan uno o dos artículos cosas mínimas, pero afortunadamente hemos logrado recuperar la mayoría de las cosas, sin importar que fue un proceso mucho más largo y costoso”, finalizó.