Adiós… héroe, se despiden de comandante

El día de ayer José Fernando de los Santos pilar de los Bomberos Monclova fue despedido con honores luego de vivir una vida dedicada al servicio y a proteger a la comunidad, en el evento se contó con la presencia del Alcalde Alfredo Paredes

PUBLICIDAD

Bomberos Monclova rindió homenaje de cuerpo presente al comandante José Fernando de los Santos R5, uno de los pilares más importantes y quien vio nacer a decenas de rescatistas y bomberos, sus compañeros trasladaron su féretro arriba de la motobomba y lo llevaron a su última morada.
El comandante fue velado desde el martes a las 2:00 de la tarde y ayer miércoles lo trasladaron al Centro de Fe para realizar la misa, alrededor de las 13:00 horas el féretro llegó a las instalaciones de Bomberos Monclova, donde todos rescatistas de otras corporaciones y compañeros hicieron dos filas haciendo la señal de saludo.

Su familia, amigos y compañeros, despidieron con gran orgullo y tristeza a Fernando.

Su esposa e hijos, Minerva Silva, José Fernando, Daniel y Gerardo y Nancy de los Santos, lo acompañaron en la parte delantera, donde estaban instalados dos cuadros, donde venían fotografías de quienes se sumaron a la idea del comandante.
Dedicó toda su vida al servicio de la ciudadanía, luchó cuando no se tenían los recursos necesarios y cuando todos pensaban que era una locura. El comandante Julio César Ríos, dio unas palabras respecto a la vida de Fernando y como fue como compañero, así como las lecciones que dejó en los socorristas y que prevalecerán en las futuras generaciones.

El alcalde Alfredo Paredes López acompañó a la familia De los Santos.

Los asistentes agradecieron todo su esfuerzo aplaudiendo durante un minuto para luego proceder a realizar la guardia de honor cada grupo de rescate como la Cruz Roja, donde trabajó antes de iniciar su sueño, familiares y amigos también se unieron a la guardia.
Su esposa Minerva recordó que no solo tuvo cuatro hijos, sino todos los bomberos y rescatistas fueron sus hijos y siempre lo van a ser mientras continúen ayudando a las personas y haciendo lo que a él más le apasionaba.

El alcalde Alfredo Paredes López reconoció su trabajo y pidió a los presentes que siguieran sus pasos, como el comandante, creyeran en sus sueños y los hicieran realidad. A su familia, les dijo que no se sintieran mal porque las veces que Fernando tuvo que dejarlos para ayudar a las personas, porque eso marcó una gran diferencia en Monclova y es un motivo de orgullo.
Por último, sus amigos cargaron el féretro para hacer un último recorrido por las instalaciones y posteriormente subirlo a la motobomba, la cual lo trasladaría a su última morada en el panteón Las Misiones del municipio de Frontera.