Admite pruebas en contra de Rubí

De acuerdo al expediente 387/ 2017, Rubí es acusada de ocasionar un accidente cuando conducía en estado de ebriedad su vehículo Malibu 2008 color gris sobre la Avenida Susan Lou Pape.

La autoridad judicial admitió un total de 10 pruebas contra Rubí “C”, acusada de ocasionar un accidente automovilístico donde murieron dos personas, por lo que se dará paso al juicio oral para dictar responsabilidades.

A la 1 de la tarde de este miércoles, la acusada acompañada de su abogado Jesús Javier Guerrero acudieron al Centro de Justicia Penal para continuar con el proceso legal en su contra por los delitos de homicidio, lesiones y daños.

De acuerdo al expediente 387/ 2017, Rubí es acusada de ocasionar un accidente cuando conducía en estado de ebriedad su vehículo Malibu 2008 color gris sobre la avenida Susan Lou Pape, donde perdieron la vida dos personas en julio pasado.

También puedes leer: Se suicida productor de Televisa

La joven de 25 años acompañada de varias menores se quedó dormida al volante estrellándose contra el muro de contención invadiendo el carril contrario por donde iba pasando una camioneta Maza CX3 color roja que era conducida por Yolanda Carrizales Chapa, quien no pudo evitar el impacto.

La autoridad judicial admitió un total de 10 pruebas contra Rubí “C”, acusada de ocasionar un accidente automovilístico donde murieron dos personas.

La mujer de 56 años iba a la empresa Alpabeth a recoger a su hijo que había salido del turno de tercera, quien ante la tardanza prefirió tomar un taxi de regreso a casa y en el camino se encontró con el lamentable accidente donde murió su madre.

Durante el accidente, la joven era acompañada por varias menores de edad, entre ellas Camila de 14 años de edad quien perdió la vida a consecuencia del accidente, por lo que deberá enfrentar el proceso legal por estos homicidios.

Además algunas de las menores que la acompañaban presentan lesiones de consideración, incluso una de ellas corre el riesgo de no volver a caminar, por lo que se requiere de estudios y rehabilitación para conocer las secuelas de las lesiones.

Dentro de las pruebas contra la acusada existen al menos 33 fotografías del lugar del accidente, un video, el testimonio de una persona que estaba ejercitándose en una cancha cercana, la declaración de los elementos que atendieron el percance, así como la información que proporcionaron sus acompañantes.

La autoridad judicial admitió cerca de 10 pruebas contra la acusada, las cuales se desahogarán en la audiencia de juicio oral que permitirá determinar responsabilidades y una sentencia por estos delitos.

La abogada defensora de las víctimas, Juanita Olalde Felipe comentó que hasta el momento ni la familia, ni la defensa, ni Rubí han tratado de tener un acercamiento con los afectados para tratar de llegar a un acuerdo reparatorio como lo establece la ley al ser un delito culposo.
Aseguró que en el tema de la reparación del daño por un fallecimiento parte de alrededor de los 400 mil pesos, pero es algo que se tiene que revisar entre los familiares de los involucrados.
Dijo que sus representados siempre han estado en disposición de llegar a un acuerdo, sin embargo debe haber una disposición de ambas partes involucradas pero tal parece que la imputada no tiene esta intención.

“Afortunadamente la mayoría de las pruebas que se tenían contra la acusada fueron autorizadas por el Juez, es por ello que nos preparamos para el juicio oral que podría ser en cualquier momento”, recalcó la litigante.

Olalde Felipe comentó que esta etapa es la única oportunidad que tiene la imputada de llegar a una salida alterna si no se solicita existe una en etapa de juicio oral pero sería un resarcimiento total del daño.