Afirma director quiere llevar la fiesta en paz

Además se menciona que nunca se despidió al trabajador sindicalizado

FRONTERA COAH.-Luego de las acusaciones que integrantes del Comité del Sindicato de Trabajadores Burócratas hicieron en contra de Juan Carlos Villa Cardoza, director de Recursos Humanos, acusándolo de grosero y prepotente,  este mencionó que  solo hace su trabajo  y habló a cerca de una posible recategorización con el sindicalizado que es operador de rodillo.
Señaló que en ningún momento despidió al trabajador sindicalizado José Luis Luna Ramos, que está en la categoría de operador de rodillo, es simplemente que esa categoría no debería existir, pues no se tiene la herramienta para desempeñar la labor.
Dijo que con mucho respeto se dirigió a Ruth Balderas, líder sindical y a su asesor jurídico Jorge Carlos Mata López, a quienes se les dejó en claro que Villa Cardoza no tenía por qué recibir asesoría  y que el asesor era para el mismo sindicato.
Comentó que nunca corrió al trabajador y que la propuesta fue en sentido de darle una recategorización.
Juan Carlos Villa Cardoza, mencionó que  se ha propuesto liquidar al trabajador en la categoría en la que está y en lo posible dejar a la persona con una categoría que se fundamente, la plática con el sindicato ha sido de que siendo justos es correcto que a la persona que trabaja se le pague y a quienes trabajan más se le pague más.
Dijo que actualmente el operador de rodillo aún y cuando no tiene la herramienta para trabajar gana cerca de 18 mil pesos al mes, por ello es importante la recategorización  y que su categoría sea  la de chofer que ganaría 13 mil pesos mensuales.
“Siempre he sido respetuoso, no sé porque la actitud, pero en lo personal el respeto de parte mía siempre va a existir, pero debo ser categórico y enfático en mis funciones”, señaló el director.
Aseguró que no hay represalias contra los 8 trabajadores que no querían  trabajar con la güira,  mencionó que han trabajado con las güiras estando en otra categorización desde hace años, esto les facilita el trabajo, pero es ahora cuando exigen un 25% más de aumento  y se niegan porque fundamentan una categoría de jardineros.
“No está definidas las funciones de los sindicalizados, pero ellos ya están trabajando con la güira, mi intención no es afectarlos pero hay que ser lo más justos posibles”, apuntó.
El funcionario señaló que siempre ha tenido la intención de llevar las cosas bien con el sindicato y finalizó diciendo.
“Las cosas buenas que se hacen… y no es comercial, pero si es cierto,  nos gustan más las cosas que no entendemos y que inclinamos a nuestro entendimiento particular, mi trabajo es administrar el recurso humano que está al servicio de la comunidad”, finalizó.