Agrede a su madre y la corre de casa

Nallely Melina quiere la casa donde vive su madre antes de que su hermana se la gane

Sin importarle que esté quedando ciega a causa de diabetes, una mujer agredió y echo a la calle a su madre la tarde de ayer, por lo que la inhumana mujer fue detenida por elementos preventivos, pero fue perdonada por su mamá.
El terrible hecho se suscitó al filo de las 13:00 horas de ayer, en la calle Doroteo Valdez en la casa marcada con el número 1027 de la colonia Obrera Sur Tercer Sector, vecinos reportaron que una ancianita había sido echada a la calle por su hija.
Oficiales de la Policía Preventiva llegaron al sitio y dialogaron con Felícitas Guerrero Armendáriz de 60 años, quien llorando comentó a los uniformados que su hija de nombre Nallely Melina Sánchez Guerrero, la sacó de su casa y le cerró la puerta.
La sexagenaria pidió apoyo a sus vecinos quienes dieron parte a las autoridades, los preventivos dialogaron con Nallely Melina y le pidieron que dejara entrar a la casa a su madre, asegurando la mujer que ella no la había echado a la calle.
Lo peor del caso fue que tras retirarse los oficiales Nallely empezó agredir a su madre en represalia porque había pedido apoyo a los vecinos y a la Policía, regresando de inmediato los representantes de la ley al lugar, para detener a la malagradecida hija.
Tras el arresto salió a relucir que la ancianita fue echada a la calle por un conflicto de herencia que se presenta entre las dos hijas de la señora Felícitas, ya que ambas asegurar que a su madre no le queda mucho de vida y se están peleando por quedarse la casa.
Felícitas Guerrero aseguró que al quedar viuda las propiedades de su esposo quedaron intestadas y su otra hija de nombre Érika Sánchez Guerrero, se había quedado con una casa y ahora Nallely quiere la casa donde ella vive, pero Érika también la está reclamando, por lo que están peleando la herencia aunque ella todavía no muere.