¡Aguacate por las nubes! Más caro que el pollo y la carne

Comerciantes argumentan que se elevó hasta 50% el costo porque no es temporada; amas de casa reducen su consumo

En el primer semestre del 2019, el aguacate ha alcanzado precios muy elevados
PUBLICIDAD

En el primer semestre del 2019, el aguacate ha alcanzado precios muy elevados. El costo se ha incrementado desde el mes de abril por diversas razones: El término de la temporada de siembra e inició de la siguiente, la gran exportación del producto a diversos países y, por si fuera poco, el aumento se atribuye también al robo de camiones con toneladas de este fruto, sobre todo en el estado de Michoacán.

En la semana del 10 al 14 de junio, el precio del kilogramo de aguacate llegó a 80 pesos en mercados de Guadalajara, Jalisco y Puebla, mientras que el limón es el producto con menor precio, se oferta en 3.50 pesos el kilo.

De acuerdo con la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), en tiendas de autoservicio el precio del kilo de aguacate y limón bajaron a 72.45 y 13.23 pesos respectivamente. En la Central de Abasto (Ceda) de la Ciudad de México, el kilogramo de aguacate, cebolla y jitomate se incrementaron a 75, 18 y 14.

En un comparativo de precios, el costo del aguacate supera al del kilo de pechuga de pechuga de pollo sin hueso, que se vende en 89 pesos el kilo; así como el del kilo de carne molida de res, que alcanza un precio de 69 pesos en centros comerciales.

En un recorrido por mercados de la ciudad de México los vendedores confirman el elevado precio del aguacate.

El Hass está en casi 100 pesos el kilo subió el 40 por ciento el producto… la gente no lo compra porque está muy caro ya subir el 50 % al producto su está muy elevado», dijo Alejandro.

En tanto, Sandra, una vendedora, mencionó que «se ha incrementado, de por sí, todo el año no estuvo barato el precio del aguacate”.

¿A principios de año cuál era su costo?

Entre 60 y 70 pesos, ahora está a 100 el kilo”.

Durante el recorrido, Judith, otra vendedora, mencionó que el costo se incrementó en un 40 por ciento. “Es que no es su temporada y aparte la exportación, a partir de la exportación fue el incremento”.

Otro comerciante, Guillermo Vázquez, indicó que el fruto tuvo alrededor del 50% de aumento “tenemos que meter menos cantidad de aguacate, por lo mismo que está caro, entonces se vende poquito menos también”.

Los consumidores a pesar del considerable incremento en el precio del aguacate sólo reducen la cantidad que compran y no lo eliminan por completo de su dieta diaria.

Concepción, una ama de casa, expuso: «Súper elevadísimo (el precio), compraba a la semana un kilo porque a mis hijos les gusta bastante y ahora compre 3 piezas y me salieron en 54 pesos».

Una resignada Julia expresó: «Aquí, está caro el aguacate, hasta en 70 pesos; vaya para allá y se va a enterar, pero como es para las tortas de los muchachos que van a la escuela… mi nieta que va a la Universidad, pues que se lleve su tortita de aguacate con jamón, que es lo sabroso y frijolitos. Aunque sea ‘poquito’, aunque sea medio kilo, unos dos o tres; ya no se puede uno comprar el kilo porque es demasiado caro».

El aguacate es un fruto muy utilizado en nuestro país, le da un sabor especial a los tacos, a las tortas, al pozole y a infinidad de platillos.

Tanto consumidores como vendedores confían que en los próximos meses baje el precio del aguacate, para poder disfrutar de los beneficios que brinda a la salud y sobre todos degustar su exquisito sabor.