Jesús Gallardo, Rayados de Monterrey.

Bajo un enorme diluvio y condiciones que obligaron a detener las acciones antes de tiempo, Rayados de Monterrey derrotó 3-0 a Xolos de Tijuana en partido de la jornada 11 del Apertura 2018 de la Liga MX.

El gol llegó temprano, era el minuto 11, cuando en una llegada por derecha, Leonel Vangioni le dejó el balón a Funes Mori, quien logró sacar el disparo para vencer a Gibrán Lajud y poner al frente a los Rayados.

Que se moviera en marcador no hizo que ninguna de las escuadras modificaran su esquema, las condiciones climáticas no permitían arriesgar de más no sólo por el peligro de un equivocación que resultara costosa, sino también por el temor a una lesión de un jugador.

Xolos siguió replegado en propio terreno, rompiendo el juego rival y esperando una oportunidad para armar un contragolpe; sin embargo, Rayados tampoco hacía mucho por ir al ataque, lo que generó un partido muy trabado en el medio terreno.

Y es que a pesar del buen drenaje con que cuenta la cancha, la intensidad de la lluvia provocaba un correr de la pelota más lento, resbalones más frecuentes y un aumento en el desgaste físico de los jugadores.

Para la segunda parte Tijuana salió un poco más adelantado, manejó mejor el esférico, hizo el esfuerzo, pero no lograba romper el muro defensivo mandado por Diego Alonso.

A los 55 minutos, en una entrada por el centro, Dorlan Pabón fue derribado por Miler Bolaños al entrar el área y, tras marcarse el penal, Nico Sánchez se encargaría de hacerlo bueno para poner la pizarra 2-0.

La lluvia se hizo más intensa y la capacidad de filtrado de la cancha comenzó a ser rebasada, las partes encharcadas comenzaron a aumentar en el terreno de juego y con ello, comenzaron los errores involuntarios al dificultarse la movilidad de esférico.

A los 76 minutos, en un pase al espacio de Pabón, el balón se quedó atorado en un charco de la cancha, lo que provocó que no llegara Lajud a la cita, para que Jesús Galalrdo llegara, prendiera la de gajos y pusiera el definitivo 3-0.

Las condiciones de la cancha empeoraron y pronto la redonda no circulaba más, además de que protección civil informó de una tormenta eléctrica, por lo que el partido se dio por terminado a los 85 minutos.

Con este marcador, Rayados llegó a 20 unidades y pelea entre los mejores 4 de la tabla de cara a su visita a Cruz Azul; mientras que Tijuana, que recibirá a Querétaro la próxima jornada, se quedó con 15 puntos y fuera de puestos de Liguilla.