Alcanzarían violadores hasta 16 años de cárcel

Casi la misma edad de su víctima; el juicio apenas inicia

En caso de acreditarse su responsabilidad, los hermanos Arzola, acusados de privación ilegal de la libertad y violación podrían alcanzar una sentencia de hasta 16 años de cárcel pues se solicitará la pena máxima.
Aunque el proceso legal contra los hermanos Juan Omar y Francisco apenas está comenzando, son acusados de dos delitos que son considerados de gravedad por la ley, es por ello que podrían alcanzar una pena de hasta 16 años de cárcel.
El Código de Procedimientos Penales del Estado, en el artículo 217 establece que se aplicará una pena de seis meses a seis años de prisión por el delito de privación de la libertad, además se puede aumentar en una mitad el mínimo y el máximo cuando participen dos o más personas.
Además, se establece en el código 222 de uno a siete años de prisión para la persona que prive de la libertad a una persona con la finalidad de fines sexuales, por lo que se solicitaría la pena máxima.
Mientras que por el delito de violación, el Código Penal en el artículo 224 establece que la persona que viole a alguien podría alcanzar una penalidad de cuatro a nueve años de prisión, por lo que sumándose ambos delitos podrían alcanzar hasta 16 años de cárcel.
Ante esto, la coordinadora del Centro de Justicia y Empoderamiento para la Mujer, Deyanira Nájera Muñoz, comentó que el proceso apenas está comenzando, es por ello que es prematuro hablar de sentencias, pues acaban de realizar la primera audiencia.
Señaló, que en este caso la defensa legal de los acusados solicitó un plazo para aportar pruebas, sin embargo, cuentan con un expediente donde se cuentan con datos de prueba que acreditan la intervención de los involucrados.
Aseguró, que en la siguiente audiencia se desahogarán todas estas pruebas para solicitar el auto de vinculación a proceso, así como mantener la medida cautelar de prisión preventiva para los acusados.
“Aunque es prematuro hablar de sentencias, regularmente se solicita la máxima que establece el Código Penal, es por ello que continuamos con las investigaciones para determinar responsabilidades”, recalcó la coordinadora.
Los hechos sucedieron el pasado miércoles, cuando la menor fue detenida por elementos de Seguridad Pública en la zona Centro por alterar el orden público, donde refirió que tenía 19 años pero en realidad tenía 15 años, es por ello que quedó tras las rejas.
La joven fue engañada por otro detenido, que con engaños se ofreció a pagar su multa, además darle un aventón a su casa, sin embargo, fue llevada al domicilio de uno de los involucrados donde fue abusada sexualmente.
De ahí, los imputados llevaron a la menor a una tienda de conveniencia donde la menor solicitó auxilio, es por ello que fue rescatada por los elementos preventivos que una noche antes la habían detenido.