La recomendación incluye deshacerse de los automóviles dañados, sobre todo aquellos que fueron arrastrados por las aguas

En alerta se encuentran las autoridades sanitarias, por la posibilidad que artículos infectados en Houston, por las inundaciones derivadas del huracán “Harvey”, sean internados por la frontera de Coahuila, como productos de segunda mano infectados.
Esta semana el Departamento de Salud de Estados Unidos, recomendó a los residentes de Texas, a tirar todos los enseres domésticos, porque fueron infectados por aguas contaminadas con todo tipo de químicos, solventes, aguas negras o con hidrocarburos.
La recomendación incluye a deshacerse de los automóviles dañados, sobre todo aquellos que fueron arrastrados por las aguas.
En esta ciudad, Juridiscción Sanitaria, exhortó a la gente a no adquirir estos artículos en desuso, porque traen gérmenes que pueden provocar enfermedades, el caso de sillones, mesas y ropas.
Muchos de estos artículos son internados y puestos en venta en las conocidas “pulgas”.
“Harvey” provocó inundaciones en varios pueblos de Texas, principalmente en Texas.