Dos científicos de la NASA han realizado una investigación sobre la Tierra y los cambios que podría sufrir en un futuro. Y los resultados del estudio han demostrado algo impactante.

Se dice que en el futuro, el planeta Tierra podría convertirse en un planeta “infernal” como Venus, con altísimas temperaturas en la superficie y con nubes de ácido sulfúrico.

Comparación del planeta Venus con la Tierra

De acuerdo con los expertos de la NASA, Stephen Kane y Giada Arney, es posible que Venus tuviera en el pasado condiciones apropiadas para la vida, incluso hasta líquidos y agua en la superficie.

Sin embargo, durante miles y miles de años sufrió un cambio hasta convertirse en un planeta inhabitable, a medida de que el Sol se volvía más voluminoso y por tanto más voraz, más ardiente.

Superficie de Venus

Actualmente, el planeta Venus, formado de dióxido de carbono, es 90 veces más densa que la de la Tierra y la temperatura de su superficie puede llegar a los 462 grados centígrados. Un ‘infierno de calor’ que imposibilita cualquier existencia de vida.

La Tierra podría llegar a esa condición en un futuro. Cada vez estamos a un paso más de esa creencia descubierta por los científicos.