Altruista labor de World Vision

Entregan paquetes de accesorios a migrantes del albergue
PUBLICIDAD

El director nacional de programas de World Vision, en Estados Unidos, Reed Slattery, encabezó en Acuña la entrega de 135 paquetes de accesorios de uso personal, compuestos por bolsas de dormir, lámparas, artículos para aseo personal y despensas, mismos que se hicieron llegar a integrantes de la comunidad migrante que se encuentra en el albergue del parque Braulio Fernández Aguirre.

En entrevista, informó que la organización que dirige trabaja con 40 mil empleados en más de 100 países alrededor del mundo y sus programas están dirigidos a comunidades de familias y niños vulnerables.

Agregó que los proyectos y acciones principales son la dotación de programas de agua en regiones de países con problemas de pobreza, programas de microfinanzas, atendiendo problemas de salud, de educación, acciones en las que cuenta con el apoyo de escuelas, bancos de alimentos, organismos religiosos, de autoridades municipales y estatales, porque son estos quienes conocen las necesidades de cada población.

Agregó que los programas que encabeza este organismo en el mundo están respaldados por donadores de infinidad de corporaciones que tienen capacidad y programas de desarrollo social.

Asimismo, dijo que en Acuña se trabaja a través del Banco Internacional de Alimentos, que preside la señora Marissa Faz, organismo que ha venido trabajando para beneficiar a la población de migrantes que se encuentran en esta frontera.

Mencionó que el día de ayer viernes trajeron apoyo para un total de 135 migrantes del albergue del parque Braulio Fernández Aguirre, donde hicieron la entrega de los artículos, con el fin de ayudar a mejorar la condición que tienen en este lugar.

Reed Slattery, dijo que la organización internacional que representa en Estados Unidos, seguirá con programas de apoyo para esta frontera, a través del Banco Internacional de Alimentos.

Informó que esta semana se entregó un total de 2 mil bicicletas al gobierno estatal, para que a la vez se entreguen a niños de comunidades rurales, y la meta es llegar a entregar 12 mil aparatos de este tipo.