Amenaza de bomba en la presidencia

Alrededor de las 13:40 horas se reportó al C4 Piedras Negras la presencia de una supuesta bomba en la Presidencia Municipal.
PUBLICIDAD

Un mensaje recibido ayer poco después del medio día en el C-4 local, sobre la supuesta presencia de una bomba en el área de baños de la Presidencia Municipal de Piedras Negras, provocó una intensa movilización policial que culminó momentos después con el desalojo total del edificio y la confirmación de que se trató de una falsa alarma.

El mensaje fue recibido desde un grupo de WhatsApp aproximadamente a las 13:40 horas.

De inmediato se alertó a las corporaciones policiales y cuerpos de emergencia, que pusieron en marcha un plan de desalojo del edificio municipal.

Fue necesario utilizar equipo especial y una unidad canina para realizar una exhaustiva revisión de todas las áreas del inmueble.

Al C4 Piedras Negras se reportó que se había recibido un mensaje en un grupo de WhatsApp sobre la supuesta presencia de un artefacto explosivo en el edificio.

Elementos de Bomberos, Protección Civil y Policía Preventiva Municipal, la   Agencia de Investigación Criminal, Fuerza Coahuila y del Ejército Mexicano arribaron al lugar sólo momentos después.

Fue necesario evacuar a todo el personal que labora las áreas del edificio, así como a ciudadanos que se encontraban en esos momentos realizando diversos trámites.

La evacuación se realizó en forma ordenada gracias a la coordinación del Ejército y las diversas corporaciones policiales y de auxilio.

Efectivos del Ejército Mexicano ingresaron con equipo especial para detectar artefactos explosivos, apoyados por una unidad canina de Fuerza Coahuila.

Se revisó cada una de las áreas de la Presidencia a fin de detectar algún objeto extraño.

Por cuestiones de seguridad, parte de la Avenida 16 de Septiembre y de la calle Puebla permanecieron cerradas con máquinas y elementos del Departamento de Bomberos.

Tras casi una hora de revisión, se confirmó que no había nada extraño en el edificio público y que las amenazas recibidas por el C-4 eran falsas.

Inmediatamente se registró una movilización por parte de diversos cuerpos de emergencia y corporaciones policiales y el Ejército Mexicano.
Máquinas de Bomberos cerraron parte de la Avenida 16 de Septiembre y la calle Puebla, para evitar el paso de vehículos mientras se realizaba el protocolo de seguridad.
Una exhaustiva revisión realizó efectivos del Ejército Mexicano y una unidad canina de Fuerza Coahuila en el edificio municipal, pero no hubo ningún rastro de explosivos.