El dueño de los Cowboys de Dallas, Jerry Jones, amenazó con demandar a la NFL en relación con la propuesta de extenderle el contrato al comisionado Roger Goodell, en una disputa que se habría encendido tras el castigo de seis partidos impuesto al corredor estelar Ezekiel Elliott por acusaciones de violencia doméstica, dijo el miércoles una persona enterada de la situación.

Jones dijo, ante los seis dueños integrantes de la comisión de compensaciones, que había contratado al reconocido abogado David Boies y estaba preparado para interponer una demanda si el grupo votaba para extender el contrato de Goodell, dijo a The Associated Press la persona, que solicitó permanecer anónima por no tener permiso para revelar detalles del asunto. Asimismo, Jones ha desaprobado la estructura y compensación relacionadas con la extensión contractual, dijo otra persona vinculada con la propuesta de demanda. Esa fuente habló también a condición de anonimato, por el mismo motivo.