Los hermanos fueron arrestados por las autoridades.

Dos hermanos terminaron su parranda dentro de las celdas preventivas luego de amenazar de muerte a un oficial de Control de Accidentes que trataba de tomar conocimiento del choque por alcance que provocaron en calles de la Zona Centro.

Emeterio y Félix, de 33 años, ambos de apellido Esquivel Seispardo, y el último con domicilio en la calle García Carrillo de la colonia Occidental, son quienes fueron sometidos al orden por los representantes de la ley.

Fue la noche de ayer cuando Emeterio conducía una camioneta Dodge Ram, de color blanca, mientras se emborrachaba junto a su hermano.

El imprudente conductor se desplazaba por Venustiano Carranza, pero al tomar la calle Zaragoza, al llegar a la altura de la Presidencia Municipal, no guardó su distancia y chocó con la parte trasera de un Chevrolet Chevy, de color negro, en el que viajaba un matrimonio y sus hijos.

Al lugar arribaron los oficiales de peritaje pero fueron recibidos por los agresivos hermanos Esquivel Seispardo y amenazaron de muerte al oficial Torres, cuando trataba de quitarle las llaves al ebrio conductor para asegurar el vehículo.

Al ver cómo los tipos se le iban encima, el oficial solicitó el apoyo de sus compañeros, llegando rápidamente a su apoyo varias unidades.

De nada le sirvió a Emeterio amacharse, pues él y su hermano fueron sometidos y arrestados por los uniformados.

Ambos fueron llevados al departamento policíaco al descubrir que ingerian bebidas alcohólicas en la camioneta, al encontrarse un paquete de latas de cervezas.

La camioneta finalmente fue trasladada a los patios de la Comandancia mientras que el par de violentos hermanos fue asegurado en una celda, donde permanecieron a disposición del Juez Calificador en turno, quien se encargaría de resolver su situación jurídica tanto del accidente como por su mala conducta.