Amenazas de Trump afectan a Coahuila

Las fuentes de empleo podrían verse afectadas

México está comenzando a sentir los primeros estragos del efecto Donald Trump, pues Ford desistió de invertir más de mil 600 millones de dólares en su planta de San Luis Potosí, además amenaza con echar abajo otros proyectos importantes que generarían nuevas fuentes de empleo.
El Presidente de la Unión de Organismos Empresariales, Andrés Oyervides Ramírez comentó que lamentablemente se están empezando a sentir los primeros efectos del candidato electo de Estados Unidos que convenció a la empresa automotriz de no instalarse en nuestro País.
Señaló que la empresa en lugar de invertir en México para incrementar su inversión en la planta que tienen en Michigan, lo que ocasionó que se perdiera una importante fuente de ingresos, así como cientos de empleos.
Aseguró que la amenaza de Trump es continuar con estas acciones para inhibir que las inversiones norteamericanas salgan del País, sin embargo tendrá que convencer a los empresarios de quedarse en Estados Unidos.
Indicó que los empresarios que deciden salir del País para invertir en otro lugar son porque buscan reducir los costos de producción, es por ello que buscan un lugar donde existan las condiciones necesarias para abrir una nueva empresa.
“Los empresarios tienen que buscar un lugar dónde invertir para reducir sus costos de producción, lo que generará más ganancias para ellos, lo que Donald Trump tiene que igualar para que pueda convencerlos de quedarse”, afirmó el líder de los empresarios.
De igual forma, Oyervides Ramírez comentó que los empresarios norteamericanos están interesados en invertir en nuestro País, pues la diferencia salarial que existe de México a Estados Unidos es muy grande.
Señaló que la diferencia en la política salarial entre ambos países es abismal, es por ello que sería un fuerte golpe para empresarios de ese país invertir o mantener sus empresas en Estados Unidos.
Dijo que comparando los salarios de ese País con el nuestro, en donde se paga entre 12 y 15 dólares la hora, cuando en México el salario mínimo establecido es de poco más de 70 pesos, lo que representa una gran diferencia.
Indicó que la política de Trump es castigar a empresarios que operen fuera de Estados Unidos, incluso aplicar un arancel del 30 por ciento a los productos que lleguen a ese País, pero prácticamente está cerrando sus fronteras.
“Los empresarios tienen que revisar qué es lo que les conviene más para su negocio, es por ello que el costo del salario pegará y fuerte en las finanzas de las industrias, así que no tendrán capacidad para competir, es por ello que buscarán lo que consideren mejor”, afirmó el líder de la unión.
Asimismo, Oyervides Ramírez dijo que el próximo presidente de aquel País tendrá que rodearse de expertos en mercado mundial para que puedan asesorarlo en estos temas tan importantes del mercado mundial.