Amor en la tragedia

FRONTERA, COAH.- Apenas atravesó la sala de espera del Aeropuerto Internacional Venustiano Carranza, un hombre se funde en un fuerte abrazo con su mujer, sonríe, la besa, no puede ocultar su felicidad de que esté bien y en casa.
Andrea García llegó minutos después de las 9:00 am, ansiosa de ver a su marido, se fundió en el abrazo que duró más de un minuto, acompañado de susurros al oído.
Fue imposible entrevistarla, al salir de prisa en un vehículo de alquiler, pero la imagen dice más que mil palabras.