Analizan varios test de covid-19 para atletas en Juegos Olímpicos

Según las medidas planeadas por el grupo de trabajo, los deportistas se someterían a un test tres días antes de llegar a Japón, otro a su ingreso al país y varios durante su estancia

(Fotos: AP)
PUBLICIDAD

Los atletas podrían ser sometidos repetidamente a test de detección del covid-19 y a controles estrictos en sus desplazamientos durante los Juegos de Tokio en 2021, según las medidas planeadas por el grupo de trabajo sobre la seguridad sanitaria en ese evento.

A menos de un año para la cita, aplazada a 2021 por la pandemia del nuevo coronavirus, el grupo de trabajo y los organizadores de los Juegos se reunieron por segunda vez con el fin de establecer una lista de exigencias posibles.

Entre ellas, los deportistas podrían ser sometidos a un test tres días antes de su llegada a Japón, otro a su ingreso en territorio nipón y varios durante su estancia.

Los entrenadores y las personas en contacto con estos deportistas seguirían este régimen estricto de pruebas de detección del covid-19.

«Los test son una de las cuestiones más importantes, ya sea para la seguridad de los deportistas como del público», declaró el director general del comité de organización de Tokio-2020, Toshiro Muto, en una conferencia de prensa posterior a la reunión.

Muto, no obstante, reconoció que será un desafío garantizar la fiabilidad de los controles.

Por otro lado, los deportistas podrían tener también que detallar su plan de actividades o grabar sus desplazamientos en una «aplicación cartográfica».

Otras restricciones de las que se habló serían el evitar los transportes públicos para los deportistas o equipar las instalaciones olímpicas con «vías de circulación para peatones» con el fin de respetar el distanciamiento social.

Los espacios comunes, como salones y baños podrían cerrarse para reducir los contactos.

Muto añadió para los organizadores supuso un aliento cuando el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, publicó una carta abierta el martes en la que decía que los eventos deportivos organizados con total seguridad durante la pandemia y el progreso hacia una vacuna deberían «darnos confianza en nuestros preparativos para los acontecimientos que vienen, incluidos los Juegos de Tokio-2020».

«Tenemos buenas razones, en su conjunto, para mostrarnos prudentemente optimistas», añadió Bach.