Anciana le hereda $1.8 millones a mesero y la familia lo acusa de “estafador”

PUBLICIDAD

Cada quien es libre de heredar su patrimonio a quién considere es la persona más apta para hacerse cargo de los bienes, tomando en cuenta un sinfín de cosas, una situación que en muchas ocasiones genera conflictos y pleitos entre las familias.

Eso ha ocurrido con una familia de Valladolid, España, la cual está peleando ante la justicia que un mesero no herede los $1.8 millones de dólares que una anciana le dejó en su testamento.

Según varios medios locales, la anciana de 90 años era clienta asidua de un bar de su localidad, en donde entabló una relación cercana con uno de los meseros que solo ha sido identificado como J.C.V., a quien en julio de 2017 le habría pedido que la acompañara a una notaría, y según el hombre, él desconocía lo que harían en el lugar.

El mesero la habría acompañado al notario pero él alega que la mujer ingresó sola y no supo qué trámite o arreglos hizo. No fue sino hasta diciembre del año pasado cuando se enteró que la anciana lo habría nombrado heredero universal de toda su fortuna, la cual está valuada en $1,8 millones.

Esto provocó la molestia de una de las sobrinas de la fallecida, quien inicialmente era su heredera y la encargada de su custodia, quien terminó demandando al mesero ante la Guardia Civil, acusándolo de “estafador” y que se aprovechó de su tía, a quien consideraba ya una mujer “incapacitada” por su avanzada edad.

Mesero renuncia a la fortuna heredada

Cansado de la persecución judicial que hay en su contra, J.C.V., según indica Europa Press, habría renunciado a la herencia con tal de no tener ya más problemas; sin embargo, el notario que llevó a cabo el testamento ha testificado que su clienta acudió ese día sola a su despacho, en donde ya la esperaba su abogado, para realizar el cambio, sin que estuviera presente en ese momento el mesero.

Además, señaló que la anciana se encontraba en plenas facultades físicas y mentales, y que fue muy clara al solicitarle que, al no tener hijos, que su testamento quedara en favor de una persona cercana con la que no guardaba parentesco pero que era al que acudía cuando necesitaba algo.

El problema es que el informe realizado por el departamento forense indica todo lo contrario, pues basados en documentos médicos, los expertos han concluido que la mujer tenía mermadas sus capacidades para poder hacer cambios en su testamento, pues desde 2018 hay registros de que padecía una demencia degenerativa primaria avanzada, la cual anulaba sus capacidades de gobierno y administración de sus bienes, entre ellas el poder hacer cambios en su testamento.

Su sobrina, la que ha interpuesto la demanda, habría cuidado a su tía y también a su fallecido esposo durante varios años y fue hasta que murió que un abogado le notificó que no se le podía entregar el testamento pues, aunque años antes la había nombrado heredera universal de su fortuna, un par de semanas antes de que fuese declarada judicialmente incapaz creó un nuevo testamento en el que nombró como heredero universal de todos sus bienes al mesero y, en caso de morir antes este, al hermano de esta persona.