????????????????????????????????????

El director de Protección Civil, Carlos Herrera entabló contacto con el propietario para la demolición

Al considerar que la infraestructura del antiguo local donde se ubica la cadena comercial MERCO, representa un peligro latente tanto para estudiantes como para transeúntes por el riesgo de derrumbe, el director de Protección Civil, Carlos Herrera entabló contacto con el propietario para proceder en la demolición.
El propietario manifestó al director de Protección Civil que hace apenas unos meses el lugar fue valuado por una aseguradora local, quien sugirió que no se llevara a cabo el derrumbe de la barda que queda a espaldas del Conalep, argumentando que esta no representaba peligro alguno.
Sin embargo el departamento a cargo de Herrera Pinales señala que es urgente que se tomen medidas sobre el asunto, ya que el lugar sí representa un peligro.
Y es que el lugar se ha convertido en nido de inseguridad, lo que queda de la plaza comercial Merco en donde los locales no solo han sido vandalizados, sino que también se han vuelto el escondite predilecto de los amantes de lo ajeno y ebrios en mal orden.
Son muchas las quejas que se presentan ante Seguridad Pública y las unidades de la Policía Escolar, especialmente por estudiantes de la preparatoria Conalep que colinda con este lugar en donde, suelen salir personas para molestar a las jóvenes que se trasladan al punto de la parada del transporte municipal.
Aunque el lugar ha permanecido sin vida, han sido los propios maleantes los que se han encargado de que actualmente se encuentre en una situación deplorable, que lo conlleva a hacer más difícil el trato de venta.
Por su parte los locatarios que allí prevalecen aseguran que aunque la infraestructura al interior del lugar está en buenas condiciones, es a las afueras del mismo donde prevalece el peligro, ese que el departamento de Protección Civil quiere evitar, pero que los propietarios no autorizan la demolición.
“Estamos tratando de llegar a un acuerdo con el dueño, donde nos muestre el resultado de esas supuestas inspecciones realizadas por la aseguradora donde descartan el peligro, de no ser así vamos a tener que recurrir a la demolición, ya que cada vez son más las denuncias ciudadanas que aseguran lo latente del peligro en el área”.