Solo cuatro de los ocho detenidos por la Policía Escolar fueron consignados al MP.

Ocho estudiantes de la secundaria técnica número Tres, fueron detenidos por lanzar piedras y dañar un flamante automóvil que acababa de salir de la agencia; Solo cuatro de los menores fueron consignados al Ministerio Público.

Luego de hacer su “travesura”, ante el Juez Calificador en turno desfilaron Luis Lauro de 13 años de edad, Luis Mario de 12 años, Kevin de 13, Armando de 13 años, José María de 14, Ángel Oziel de 13 años, Edwin de 13 y Édgar Misael de 11 años de edad.

Fue la tarde de ayer, luego de haber salido de clases cuando los ocho menores que cursan el primer y segundo grado en la ETI, se quedaron dentro de las instalaciones del parque deportivo AHMSA.

Tras haber sacado de la agencia automotriz un flamante auto del año, Chevrolet Cavalier de color gris, con valor de 400 mil pesos, Reynaldo Treviño Herrera, vecino de la colonia Roma recogió a su hija en la Cañada Norte pues tenían como destino la Ciudad de Monterrey ya que tenían una cita médica.

Fue al pasar por la calle Del Estudiante, justo frente al plantel educativo, cuando los menores comenzaron a lanzar piedras en contra del lujoso automóvil.

Al ver las abolladuras en su vehículo, el afectado solicitó el apoyo de los oficiales de la Policía Escolar, quien oportunamente pasaba por el lugar, procediendo con el arresto de los destructivos chiquillos.

Los ocho fueron llevados a la comandancia, pero debido que solo cuatro de ellos fueron plenamente identificados por el afectado, se turnaron al Ministerio Público, quedando sus compañeros dentro del área destinada a adolescentes por una falta administrativa menor.

Ángel Oziel, Kevin, Édgar Misael y Luis Lauro, son los menores que fueron consignados ante el Ministerio Público especializado en adolescentes por el cargo de daños, donde sus padres tendrían que dar la cara por los actos que cometieron sus «angelitos».