Fétidos olores que salían de un lote baldío de la colonia Chinameca provocaron la movilización de oficiales de Seguridad Pública Municipal y Bomberos. Se trataba del cadáver de un caballo que había sido quemado.
Fue cerca de las 22:20 horas de ayer, cuando se reportaron los fétidos olores al número de Emergencias 911, los cuales invadían las calles Naranjos, Laredo y 21 de Marzo de la colonia Chinameca, lugar al que acudieron varias patrullas de la Policía Municipal.
En el reporte los denunciantes indicaron que tenían dos días que los olores fétidos invadían las calles, temiéndose que se tratara de una persona muerta, los oficiales empezaron a buscar el origen de la pestilencia.
Los preventivos revisaron varios predios y domicilios del lugar, encontrando comida en bolsas podrida e incluso animales pequeños muertos, pero no daban con el origen de los fuertes olores.
Fue al adentrase entre la maleza de un lote baldío cuando descubrieron el cadáver de un caballo, el cual había sido quemado en el sitio, siendo lo que despedía el mal olor.
Los oficiales levantaron el reporte y posteriormente se retiraron del lugar, mientras que los Bomberos trataron de limpiar el área pero fue imposible desaparecer los fétidos olores.

This slideshow requires JavaScript.