Fotografía: Internet

Apple es una empresa que ha atravesado grandes éxitos y también momentos de desesperación. Sólo hay que recordar 1997, cuando la empresa fundada por Steve Jobs, Ronald Wayne y Steve Wozniak estuvo a punto de quebrar y, una década después, cambiaba el mercado de los celulares con el lanzamiento del teléfono inteligente iPhone.

Ahora la compañía de la manzana vuelve a marcar un récord al convertirse en la primera empresa estadunidense en alcanzar una valoración de mercado de un billón de dólares, gracias justamente a las ventas de su equipo iPhone y los servicios que ofrece.

Las acciones de Apple comenzaron a avanzar tras los resultados del tercer trimestre fiscal 2018, ya que obtuvieron un avance de 17 por ciento en sus ingresos impulsado por las ventas de 41.3 millones de unidades de iPhone, 11.5 millones de iPad y 3.72 millones de computadoras Mac.

Ante esto, las acciones de Apple alcanzaron un máximo de 208.38 dólares por acción en la jornada de ayer, superando así el billón de dólares en valor de capitalización de mercado.  Al cierre de la jornada se ubicaron en 207.39 dólares, lo que significó un avance de 2.92 por ciento con respecto al día anterior.

De hecho, las acciones de la manzana han registrado un avance ligeramente superior a 20 por ciento en lo que va del año.

Para Efrén Páez, analista en jefe de Mediatelecom, es posible que la valoración de mercado de Apple registre movimientos de estabilización en los siguientes días.

Siempre hay tomadores de ganancias que, después del alza, venden y se van, lo cual podría volver a colocarla por debajo del billón”, explicó al platicar con Excélsior.

 

Sin embargo confía en que la manzana mantenga su valoración por encima del billón de dólares en el mediano plazo, gracias a varios factores como la expectativa de presentación de nuevos iPhone, aunque aceptó que éstos también podrían ser un riesgo a la baja si no cumplen con lo que espera el mercado.

Apple ha sido hábil en el plano más financiero, donde ha dado ciertos premios a sus inversionistas, como el anuncio de recompras y dividendos. Es bastante posible que se estabilice ”, dijo.

Y es que, una vez que se alcanza un meta como ésta, las posibilidades son variadas. De hecho, la primera compañía en el mundo en alcanzar la valoración de un billón de dólares fue la paraestatal PetroChina cuando comenzó a operar en la Bolsa de Shanghái en 2007, pero no pudo mantenerla debido a factores como la baja en el precio del petróleo, y a la fecha se encuentra muy por debajo de esta cifra alcanzada justo el mismo año que Apple presentó el iPhone.

Otras empresas del sector tecnológico están también cerca de romper ese récord, ya que sus valoraciones de mercado se encuentran por encima de los 800 mil millones de dólares, se trata de Amazon, Alphabet y Microsoft.

En este sentido, Páez consideró que siempre hay una batalla por incrementar la valoración accionaria, pero puede que no sea una meta para estas empresas.

Tal vez sí exista cierta percepción positiva de llegar al billón, pero al final son los inversionistas quienes tienen la última palabra”, advirtió.