“Lo piqué porque me vale v… y porque me pegó” dijo Eloy “N”, de tan solo 15 años luego de apuñalar al director de la Secundaria donde llegó a buscar pleito; el menor fue consignado por el delito de lesiones dolosas.

El exalumno de la Secundaria 4, Justo Sierra Méndez, regresó a la escuela nada más para apuñalar al Director que intentó impedir una riña en el exterior del plantel.

El violento jovencito fue capturado por oficiales de la Policía Escolar y consignado al Ministerio Público especializado en adolescentes.

Eloy “N” de 15 años de edad, vecino de la colonia Santa Bárbara, es el menor que hirió al director Efrén Torres Raigoza, cuando trataba de evitar que golpeara a un estudiante; el menor no dudó ni un segundo y de entre su ropa sacó una navaja que le clavó en la humanidad al profe Efrén .

La tarde de ayer, justo a la hora de salida de los estudiantes fue cuando el menor, quien anteriormente distribuía droga en el exterior del plantel educativo, según el Director, llegó en búsqueda de uno de los alumnos, con el fin de darle una golpiza.

“Me enteré de lo que quería hacer y salí en defensa de mi alumno, no iba a permitir que me lo golpeara. Salí para correrlo, pero se puso al tú por tú, no se detuvo, sacó la navaja, me tiró varios tajos y logró herirme” dijo el Director a los oficiales de la patrulla 111, de la Policía Escolar que llegaron al sitio al reportarse los hechos.

“Lo piqué porque me vale ver…. y porque me pegó, además también me picó” dijo Eloy “N” al ser cuestionado sobre los motivos que lo orillaron a herir al director de la secundaria localizada en la avenida Susan Lou Pape y la calle Jiménez.

El menor fue ingresado al área destinada a adolescentes, mientras que la navaja con la que hizo su fechoría quedó a disposición del Juez Calificador en turno mientras se realizaba su consignación ante el Ministerio Público por el cargo de lesiones dolosas.

Por otra parte, el lesionado fue atendido en la corporación policíaca por los socorristas de Bomberos y aunque la herida era considerable no fue llevado a un hospital ya que no ponía en riesgo su vida.