Aranceles de Canadá no afectan a AHMSA.

Van dirigidos expresamente a tubería y alambrón, que aquí no se producen; pero sí se resiente el efecto por las medidas unilaterales que adoptó EU, las exportaciones caen un 40%.

México no se verá afectado en gran medida por el arancel que aplicará Canadá a productos de acero, pues las exportaciones a ese país son bajas, y en particular Altos Hornos de México no resentirá los efectos directamente.

Así lo señaló en entrevista Francisco Orduña Mangiola, Director de Comunicación Social de AHMSA, quien precisó que la determinación del gobierno canadiense aplica únicamente a dos productos, tubería y alambrón, que esta siderúrgica no elabora.

En cuanto al impacto para el sector a nivel nacional, dijo que por ahora no será mayor, pues nuestras exportaciones de acero a Canadá son bajas.

El jueves el Departamento de Comercio de Canadá anunció que en octubre entran en vigor aranceles del 25% a algunas familias de productos de acero, considerando son salvaguardas provisionales en protección de los trabajadores y productores canadienses de acero.

A pregunta expresa sobre si la determinación de Canadá es una reacción a la forma como actuó México en las negociaciones del nuevo acuerdo comercial con Estados Unidos, Orduña Mangiola estimó que sí: “Conociendo el estilo canadiense hay que entenderlo así, es una respuesta a la conducta de México en la negociación”.

Recordó que en el momento más álgido de la negociación México optó por un acuerdo bilateral, dejando a Canadá solo, cuando este país siempre había sido solidario con el nuestro.

Acotó el entrevistado que la decisión tomada por Canadá no impacta mayormente por ahora, pero podría afectar posteriormente.

Y respecto a la revisión de los aranceles que en mayo impuso el gobierno de Estados Unidos a los productos siderúrgicos de México, Orduña dijo que esperan se resuelva a la brevedad posible, pues esa medida sí ha representado afectación.

Consideró además como una contradicción que se haya negociado un tratado comercial sin incluir necesariamente que no puede haber sanciones unilaterales como las que impuso Estados Unidos.

Detalló que las exportaciones de productos de acero de México a Estados Unidos han caido alrededor de un cuarenta por ciento, mientras que las importaciones de acero estadounidense en nuestro país no han tenido cambio.

Recordó finalmente que el gobierno mexicano anunció que adoptaría medidas similares y no fue así, aplicó aranceles a algunas fracciones pero no a la totalidad.