NUEVA ROSITA, COAHUILA.- Como Santo Cristo dejaron a varios integrantes de la familia Fernández Solís por parte de dos sujetos identificados como César Castro padre y César Castro Fernández hijo. Los hechos se registraron en un domicilio ubicado en el interior del mercado Juan H. García hasta donde llegaron los sujetos utilizando palas y con sus puños arremetieron contra los integrantes de la familia.

La señora Selene Fernández Solís presentó la denuncia en contra de este par de abusivos que golpearon en forma salvaje a una menor de edad en pleno rostro y que podría dejar cicatriz visible a la altura del pómulo izquierdo.

Señaló la entrevistada que padre e hijo se encontraban alcoholizados al momento en que se registraron los hechos, y todo hace suponer que se trata de viejas rencillas por las jovencitas de ambas familias.

Aparte de las lesiones que le causaron a los integrantes de la familia afectada, también destrozaron los cristales de una camioneta de su propiedad, la entrevistada exige justicia para que se castigue a los presuntos responsables y reparen los daños que causaron a la familia Fernández Solís.