Arrestan en Estados Unidos a Emma Coronel, esposa de ‘El Chapo Guzmán’

Emma Coronel, esposa de Joaquín Guzmán Loera | Foto: Especial
PUBLICIDAD

Ciudad de México, 22 de febrero (SinEmbargo).- Emma Coronel Aispuro, esposa de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, preso en Estados Unidos por dirigir el Cártel de Sinaloa, fue arrestada hoy en Virginia por cargos relacionados con su presunta participación en el narcotráfico internacional.

Coronel Aispuro, de 31 años, ciudadana estadounidense y mexicana, de Culiacán, Sinaloa, fue arrestada hoy en el Aeropuerto Internacional Dulles. Está programada para hacer su comparecencia inicial mañana.

Según documentos judiciales, Aispuro está acusada de participar en una conspiración para distribuir cocaína, metanfetamina, heroína y marihuana para su importación a los Estados Unidos.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos señaló que Coronel Aispuro conspiró con otros para ayudar a Guzmán en su escape del Altiplano, en México, el 11 de julio de 2015.

Emma Coronel Aispuro, esposa de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera. Foto: Instagram.

Emma fue detenida este día en EU. Foto: Instagram.

De acuerdo con la información de autoridades estadounidenses, después de que Guzmán fuera arrestado nuevamente en México en enero de 2016, Coronel Aispuro se involucró en la planificación de otra fuga de prisión antes de la extradición de su esposo a los Estados Unidos en enero de 2017.

Auge de los eSports en Latinoaméricaaumenta en pandemia.

Guzmán Loera fue condenado a cadena perpetua por un jurado en el Distrito Este de Nueva York en 2019 por su papel como líder del Cartel de Sinaloa.

Ahora, Coronel Aispuro está acusada en una denuncia penal por un cargo de conspiración para distribuir un kilogramo o más de heroína, cinco kilogramos o más de cocaína, mil kilogramos o más de mariguana y 500 gramos o más de metanfetaminas por importación ilegal a Estados Unidos.

La Oficina de Campo en Washington del FBI está investigando el caso. El subdirector interino Anthony Nardozzi y la abogada litigante Kate Wagner, de la Sección de Estupefacientes y Drogas Peligrosas del Departamento de Justicia, son los encargados del caso.