¡Arriba el Norte!

Los mejores jugadores de la Liga Mexicana se dieron cita para demostrar que son los mejores de la temporada

PUBLICIDAD

CIUDAD DE MÉXICO.-Las estrellas de la Liga Mexicana de Beisbol resplandecieron en el Diamante de Fuego.
Los 18 años de ausencia del Juego de Estrellas en la Ciudad de México fueron recompensados con un espectáculo emotivo, de homenajes y reconocimientos.
La presentación de las Zonas Norte y Sur enloqueció a los aficionados, la calidad de los peloteros los hacia imaginarse largo batazos, jugadas emocionantes y uno que otro jonrón.

Cada jugada ha dado mucha emoción a los espectadores.

A la loma saltó el veterano Francisco Campos, quien lanzó dos tercios como si se tratará de su primer juego, se mostró feliz por el reconocimiento del público pero nostálgico, a sabiendas de que su retiro profesional está cada vez más cerca.
El que participó todo el duelo desde home fue el otro homenajeado, el ampáyer Humberto «Lobito» Saiz, que disfrutó la lluvia de aplausos, así como los tradicionales insultos y rechiflas, esas que lo han acompañado desde hace 31 años.

También te puede interesar: Apantallante robo en la Otilio

La fiesta que se organizó dentro del campo estuvo a cargo de los mánagers Roberto Kelly y Omar Gastelum, que lucieron en el duelo de estrategias e hicieron uso de todo su arsenal. Lejos de relajarse y disfrutar, mostraron su carácter cuando algo no salía bien.
Las 16 mascotas de la LMB también pusieron de su parte y contagiaron con su simpatía, ocurrencia y buenos pasos de baile, ante un estadio que fue perdiendo fuerza con el paso de las horas.
Las baladas cantadas a capella por el público, el apagón repentino pero planeado para el espectáculo de pirotecnia y las cinco horas de juego, redondearon un fin de semana en el que la Zona Norte se coronó en el Juego de Estrellas por pizarra de 11-6.