Artistas prehistóricos podrían haber sido mujeres: Estudio

Un estudio realizado por el arqueólogo Dean Snow, de la Universidad del Estado de Pensilvania, analizó las pinturas de 8 cuevas en Francia y España.

El arqueólogo Dean Snow, de la Universidad del Estado de Pensilvania (Estados Unidos) acaba de realizar un estudio con el apoyo del Comité para la Investigación y la Exploración de National Geographic Society, en las pinturas rupestres de 8 cuevas en Francia y España con la intención de saber más sobre los autores de las mismas.

Científicos siempre han considerado que los hombres eran los artistas detrás de estas pinturas; sin embargo, tras comparar la longitud de algunos dedos, Snow encontró queel 75% de las huellas eran femeninas.

Las pinturas rupestres son representaciones de animales como bisontes, renos, caballos y mamuts, y por lo general representan algún hecho como algún enfrentamiento o la caza de algún animal (se tiene la idea de que se hacía por superstición para garantizar el éxito de futuras cacerías).  Estas milenarias cuevas están en todo el mundo y aunque no lo creas, aún conservan cientos de huellas digitales que esconden identidades…

Estas pinturas se encuentran en cuevas alrededor del mundo, en México podrás encontrarlas en Baja California sur. Aunque también hay en cuevas de Argentina, África, Borneo y Australia. Sin embargo las más conocidas están en  el sur de Francia y Norte de España y tienen entre 12.000 y 40.000 años de antigüedad

“En la mayoría de las sociedades de cazadores-recolectores, los hombres se encargaban de la caza, pero a menudo eran las mujeres las que llevaban las piezas al asentamiento, por lo que estaban igual de implicadas en las cacerías que los hombres”, afirma Snow.

La investigación comenzó hace más de 10 años, cuando Snow descubrió el trabajo del biólogo británico John Manning, quien reveló que la longitud relativa de los dedos es diferente en hombres y mujeres: las mujeres suelen tener los dedos anular e índice de aproximadamente la misma longitud, mientras que el dedo anular de los hombres suele ser más largo que el índice.

Con base a esto, Snow decidió investigar las huellas debido a que un día encontró en su casa un libro de pinturas rupestres, y al ver en una de sus imágenes una huella de la famosa cueva de Pech Merle, en el sur de Francia, quedó sorprendido al relacionar la teoría de Manning con lo que observaba en la foto.

Snow examinó cientos de huellas de cuevas europeas, aunque tuvo que hacer una selección de 32 huellas, incluidas 16 de la cueva de El Castillo (España), 6 de las cuevas de Gargas y 5 de Pech Merle (Francia), debido a que las otras que encontró estaban borrosas para ser ser utilizadas en el análisis.

Para obtener el resultado del estudio, Snow se basó en un algoritmo creado a raíz de la medición de las manos de personas europeas, estudió la longitud de los dedos de la mano, entre otros detalles para determinar si era una huella femenina o masculina, lo cierto es que el algoritmo no es exacto, ya que solamente estableció el sexo con un60% de precisión.

El análisis de Snow determinó que 24 de 32 manos (el 75%) eran de mujeres. Aunque existen teorías de otros científicos como la del biólogo R. Dale Guthrie, quien hizo un estudio similar en huellas del Paleolítico basadas en el ancho de la palma y el pulgar determinando que las huellas pertenecían a adolescentes.

A pesar de que aún no se sabe con exactitud si las huellas pertenecen a hombres o mujeres, lo cierto es que otra de las incógnitas que se suman al estudio es la razón por las que los pintores dejaban sus huellas en las cuevas…

Con información de NatGeo.