Frontera.- El desvío de más de cuatro millones de pesos ejercido durante el 2014, 2015 y 2016, es lo que se está requiriendo mediante la investigación que lleva la Fiscalía General del Estado a la pasada administración municipal, razón por la que el extesorero Darío Castellanos fue llamado a comparecer sobre el tema.

El jurídico municipal Alain Obed Mendoza, confirmó que el extesorero Darío Castellanos acudió a la Presidencia tras ser requerido para que responda ante las acusaciones de la Fiscalía y aunque señaló que sí hicieron la entrega en su momento a la Auditoría Superior del Estado, no hay los documentos que así lo comprueben.

El Jurídico indicó, que aunque el extesorero hizo entrega de varios documentos, ellos solamente certificarán la entrega de los mismos a efecto de que esos documentos sean verificados por la ASE y comprueben si son o no efectivos.

Dijo que ese gasto de 4 millones de pesos que se le reclama a la pasada Administración, es por gastos de gasolina, alimentos, entre otros conceptos, pero que no hay documentos oficiales que acrediten el gasto ejercido en los primeros tres años de la Administración anterior.

Sostuvo que además del extesorero será requerido también el excontralor y en su momento todos aquellos que esté requiriendo la Fiscalía General del Estado que es la que lleva las investigaciones de la denuncia presentada por la ASE contra la pasada Administración municipal.

Darío Castellanos, extesorero municipal, tendrá que comprobar el gasto de 4 millones de pesos.