¡Asesina a mujer!

La madre de Esteban lo delató al verlo arrastrar el cadáver por las escaleras

El cadáver de María Isabel fue encontrado dentro de una camioneta Nissan Rouge, abandonada en calles del Fraccionamiento Moderno.
PUBLICIDAD

Una mujer sin vida, apuñalada a manos de su pareja sentimental fue como culminó una relación tóxica. “Siempre nos peleamos, pero regresamos” era las palabras que Esteban Arnulfo Narváez Reveles gritaba a los oficiales que lo capturaron, luego que su madre lo delató a la Policía cuando este la enteró acerca que había matado a puñaladas a María Isabel Contreras Cano, con quien sostenía una relación extramarital.

Esteban Arnulfo Narváez Reveles se encontraba ensangrentado al momento de su detención.

La relación tóxica que Esteban y María Isabel sostenían culminó de la peor manera, pues cobró la vida de la mujer de 50 años, que tenía su domicilio sobre la calle Pánfilo Natera de la colonia Obrera Sur, segundo sector, luego de enfrascarse en una discusión, lo que tampoco era nada raro entre ellos.

Luego que Esteban cometió el feminicidio, avisó a su madre, quien dormía, sobre lo que había hecho, dejando atónita a la mujer mayor, al ver como su hijo arrastraba por las escaleras el cuerpo de Isabel, por lo que decidió no convertirse en su cómplice y llamó a la Policía para enterarla del crimen.
Como pudo, Esteban subió el cadáver de la mujer que por un buen tiempo fue su pareja sentimental, la subió a su camioneta Nissan Rouge, modelo reciente y color blanco, y se dispuso a buscar un buen lugar para deshacerse de él, no sin antes, según él, limpiar la escena del crimen.

También puedes leer: Deja Max Clínica 7 del IMSS

Tras la captura de Esteban, este se encontraba con la ropa manchada de sangre María Isabel, pero debido que no había un cadáver que relacionar a un asesinato, este fue consignado al Ministerio Público bajo el cargo de portación de arma prohibida al encontrarlo en posesión de un cuchillo.

Horas más tarde, la situación de Esteban se agravaría, pues la camioneta fue localizada por detectives de la Agencia de Investigación Criminal, abandonada en el exterior de un domicilio de la calle Rio Bravo esquina con Rio Lerma, del Fraccionamiento Moderno, y en el interior, el cadáver de Contreras Cano, el cual estaba en ropa interior, mismo que presentaba una herida por arma blanca en el abdomen.
Debido a esto, el cargo que enfrenta Esteban Arnulfo Narváez Reveles se tipifica de portación de arma prohibida a feminicidio, por lo que tendrá que dar la cara a la justicia por el crimen que cometió al envalentonarse por el alcohol.